Animal Crossing: New Horizons
Animal Crossing: New Horizons

Cómo echar a los vecinos de una isla de Animal Crossing New Horizons

Os detallamos el método para echar a los vecinos que no os gusten de vuestra isla en Animal Crossing: New Horizons, ya disponible en Nintendo Switch.

En Animal Crossing: New Horizons encontraremos a un gran número de vecinos que nos enamorarán y a otros que no nos gustarán tanto y que por tanto querremos echar. Ya sea debido a su aspecto físico, su forma de hablar o simplemente porque necesitamos hacer hueco para la llegada de nuevos vecinos, a continuación y como parte de esta guía completa os explicamos una serie de métodos más o menos efectivos para lograr que nuestros vecinos se muden de nuestra isla.

Cómo echar a los vecinos de tu isla; métodos efectivos

Lo primero que hay que aclarar es que no es una tarea fácil, ya que no hay un botón infalible y al pulsarlo tenemos al vecino recogiendo sus muebles en cajas al día siguiente, sino que se trata de un proceso lento que puede llevar varios días e incluso semanas para completarlo. Ya os aclaramos que la forma más fácil de eliminar a un vecino de nuestra isla es substituyéndolo por otro, pero para ello necesitaremos una carta amiibo o que un animal que llegue a nuestra zona de acampada nos solicite mudarse a nuestra isla y el vecino seleccionado para tomar su lugar sea el que nosotros queremos. Por aquí dejamos otros métodos algo más lentos:

  • Regalarle basura: cuando incrementemos nuestro nivel de amistad con ese vecino o vecina (al hablar a menudo con ellos) podremos tener la opción de regalarle algo. Si lo que le damos es basura (neumáticos, latas, botas o nabos podridos), se enfadará y perderemos su amistad.
  • Ignorarlo o aislarlo: otra de las formas de conseguir que un vecino inicie su proceso de mudanza es la de no hablar con él o ella durante días, no visitarla, no darle medicina si se encuentra mal y, en definitiva, hacer como si no existiera. Es una medida cruel, pero también lo es la de encerrar a ese vecino o vecina con vallas alrededor de su casa y así aislarlo del resto de pueblo o colocar su casa en un lugar separado de la isla.
  • Denunciarlo” a Canela: este método no está del todo comprobado pero servirá para cambiar y resetear sus conductas. Si hablamos con Canela en el Ayuntamiento podremos seleccionar la opción de “Problemas con residentes”. Tras ello, nos pedirá que seleccionemos el vecino específico al que nos referimos y una vez hecho esto podremos seleccionar entre “me molesta su forma de hablar” (eliminará la muletilla que le hemos enseñado) o “su forma de vestir” (cambiará su vestuario por defecto pero eso no garantiza que deje de ponérselo para siempre). Tras dejarlo claro, Canela hablará con él o ella y veremos un cambio en su actitud, ya sea en su muletilla o bien en su forma de vestir.
  • Golpearle con la red o empujarle: si sujetamos la red de caza de bichos en alto y golpeamos con ella en la cabeza al vecino que queremos que se vaya 3 veces, conseguiremos que se enfade. También surge efecto el empujarlo hasta que nos diga que paremos o directamente nos insulte de forma ligera. Esto no garantiza que se vaya a mudar, pero sí funciona a modo de curiosidad y desde luego no ayudará a subir nuestra amistad con ellos, algo que queremos evitar si nuestra misión es que se marche.