Commandos
Commandos

Commandos - Misión 19

Un musculoso boina verde, un conductor especialista en armamento pesado alemán, un marine con mucho mar navegado, un zapador apodado "fireman", un francotirador de excepcional puntería y un espía experto en disfrazarse y hacerse pasar por alemán; estos son los hombres con los que contamos para desbaratar los planes nazis de conquista de Europa y el norte de África.

MISION 19: LA HORA DE LA REPRESALIA

(12 de Enero de 1945)

Tu tarea, en esta ocasión, consiste en destruir unas rampas de lanzamiento antes de que unos cohetes V2 sean lanzados contra ciertos enclaves aliados como Londres. Para hacer esto, cuentas con la ayuda del boina verde, el francotirador, el marine y el zapador.

No hay tiempo que perder: primero ocúpate del soldado que está más a la izquierda con ayuda del boina verde, escondiendo su cuerpo en la seguridad de donde se encuentra el resto de tu equipo. Luego, haz lo mismo con el que está más al sur, aprovechando el momento en el que acabe de darse la vuelta.

Luego, utiliza la radio detrás de la escalera mientras tú aguardas en la roca para llamar la atención del soldado que vigila entre la escalera y la entrada a la mina, y acaba con él. El francotirador se ocupará entonces del centinela que patrulla en el tejado de la entrada a la mina, buscando un momento en el que nadie lo vea caer.

El boina verde se acercará ahora por detrás de la caseta donde se guarda el tanque y acabará con el soldado que patrulla allí, usando para ello la radio, y escondiéndolo detrás de la misma. Hazlo cuando el soldado de un poco más abajo esté lejos, y te dará tiempo a matarlos a los dos cuando el segundo sea alertado por el ruido.

Ahora debes ser muy rápido y hacer pasar al boina verde hasta la entrada a la mina. Hay un preciso momento en el que el soldado de la entrada está mirando hacia abajo y los otros dos están junto a él, a punto de darse la vuelta. Tu trabajo está en eliminar primero al centinela estático y, sin perder un segundo, acabar con un cuchillazo con la vida de los otros dos.

Pasando ahora por detrás de las cajas de carbón podrás eliminar a los dos centinelas que allí se encuentran teniendo la sola precaución de echar un vistazo a la patrulla que deambula por esa zona. Lleva los cadáveres a la seguridad que te ofrece la roca cercana. Por fin, pasa por detrás del nido de ametralladora y escabúllete hasta los muros medio derruidos cercanos al puente. Desde allí, podrás acabar primero con el soldado que está de espaldas y luego con el de la derecha, usando la radio para atraerlo al interior de los muros.