Commandos
Commandos

Commandos

Un musculoso boina verde, un conductor especialista en armamento pesado alemán, un marine con mucho mar navegado, un zapador apodado "fireman", un francotirador de excepcional puntería y un espía experto en disfrazarse y hacerse pasar por alemán; estos son los hombres con los que contamos para desbaratar los planes nazis de conquista de Europa y el norte de África.

Y aquí acaba la sutileza. Deja que la patrulla que viene por estas calles vea el cadáver mientras te escondes detrás del tendedero, y desde allí haz un disparo al suelo. Cuando la patrulla venga a ver y se asomen por el lado del tendedero de uno en uno, te ocuparás de ellos con la pistola. Hazlo deprisa porque otra patrulla vendrá, ésta de cinco individuos, y tendrás que hacerles frente de la misma forma. Si lo necesitas, el zapador podrá ayudar acercándose antes hasta el muro que hay junto al tractor y arrojando una granada a la patrulla que pasa por allí, en el momento que pase junto al barracón, explotando también éste. Así, matarás dos pájaros de un tiro y te facilitará mucho las cosas en el caso que no seas muy ducho con la pistola. Después, el conductor podrá curarte con su botiquín si lo necesitas.

Ve ahora hasta el otro lado, donde está la fuente, y haz un disparo al suelo. ¡Pégate a la esquina! Vendrán más soldados, a los que matarás de nuevo con la pistola. Esto te deja el campo libre para acercarte hasta el puente, esperando a que venga el vehículo y corriendo a su espalda mientras va hacia abajo. Así llegarás prácticamente hasta el cruce, momento en el que te agacharás y tomarás raudo y veloz el ramal de la derecha (recuerda: un poco antes, no vayas por la carretera) para situarte detrás del guardia que espera allí y acabar con él. El zapador vendrá ahora hasta este lugar y volará el búnker con ayuda de una granada.

Lleva ahora al marine hasta el lugar en el que está el boina verde y haz que desinfle su bote en la orilla. Sube al boina verde a él y llévalo con el marine hasta el extremo norte de la isla central, que asoma por el otro lado del puente. Desde allí, no intentes hacer nada con la pistola porque lo único que vas a conseguir es que te maten: a cambio, usa la radio y utiliza el pilar que se asienta en la isleta para acechar a tus víctimas desde atrás. Por último, acaba con el nido de ametralladora.

El zapador podrá venir entonces, usando el bote, para recoger las cargas. Luego llévalo al puente, coloca las cargas de derecha a izquierda y lleva a tus hombres al camión de huida.