Commandos
Commandos

Commandos

Un musculoso boina verde, un conductor especialista en armamento pesado alemán, un marine con mucho mar navegado, un zapador apodado "fireman", un francotirador de excepcional puntería y un espía experto en disfrazarse y hacerse pasar por alemán; estos son los hombres con los que contamos para desbaratar los planes nazis de conquista de Europa y el norte de África.

Ahora, teniendo la sola precaución de echar un ojo a la patrulla que circula alrededor del grupo de árboles, acabará con el guardia usando el cuchillo y lo esconderá detrás de la ruina.

El siguiente centinela está un poco más al este, y circula de una ruina a otra. Vigilando sus movimientos y coordinando tus acciones con la patrulla (que debe estar dando la vuelta para irse), el boina verde acabará también con este otro soldado y lo esconderá detrás de la ruina. Hecho esto, le será muy fácil acabar con el centinela estático que queda a pocos pasos al norte, escondiendo, como siempre, su cadáver detrás de la ruina. Haz lo mismo con el guardia de las ruinas del norte.

Es hora de que el zapador, armado de paciencia, se cargue a la patrulla. Para ello, pasará por abajo como lo hizo el boina verde y se colocará detrás de las ruinas en la parte inferior. Cuando la patrulla esté al otro lado, colocará el cepo en el suelo y se esconderá de nuevo, esperando a que uno de los soldados caiga. Este proceso lo repetirá otra vez, cogiendo y colocando el cepo, hasta que quede solamente un último guardia, de quien se encargará el boina verde usando el cuchillo aprovechando que circula de espaldas.

Ahora que la patrulla ya no molesta, te será fácil acabar con el soldado que patrulla alrededor de la roca que está junto a la vía, esperando a que llegue al punto más próximo al extremo este del mapa y empiece a girarse. Esconde su cadáver detrás de cualquier ruina.

Avanza ahora hacia la caseta donde se introduce el hombre que desciende del camión ocasionalmente. Tu objetivo es el centinela que vigila, detrás de la misma, hacia el norte. El problema es que este hombre está vigilado por un soldado que patrulla por la nieve un poco hacia el norte, y por una patrulla que da una vuelta enorme alrededor de los árboles por todo el extremo norte. Lo mejor es esperar a que la patrulle pase, lo que desde luego te da tiempo suficiente a coordinar tus acciones para acabar con el soldado y esconderlo detrás de las rocas que están un poco hacia la derecha, casi junto a los árboles.

Mega Drive

Pues nada. Mañana ya se lanza oficialmente la Mini Mega Drive :-) Espero que venda muy bien y que Sega pueda llevarse una alegría con esta máquina con la que alcanzó su cénit comercial. Como curiosidad, en la Madrid Games Week en la parte dedicada al mundo retro tienen una Mini Mega Drive en su...