Commandos
Commandos

Commandos

Un musculoso boina verde, un conductor especialista en armamento pesado alemán, un marine con mucho mar navegado, un zapador apodado "fireman", un francotirador de excepcional puntería y un espía experto en disfrazarse y hacerse pasar por alemán; estos son los hombres con los que contamos para desbaratar los planes nazis de conquista de Europa y el norte de África.

Haz lo mismo con el centinela fijo. Asegúrate que los dos cadáveres quedan fuera del campo de visión de la guardia.

Ahora sube las escaleras hasta el primer piso y mata al centinela de la esquina de la cornisa. Retira el cadáver del fondo para que nadie lo vea, y haz lo mismo con el que está en la escalera, cuidando de no ser visto por el del borde del puerto.

Ahora, distrayendo al centinela que hace su ruta por el puerto, y cuidando de no ser visto por la guardia, baja a tu boina verde hasta los sacos que hay en la pared del puerto y, bordeando el agua, acércate hasta el centinela fijo. Cuando la guardia esté lejos, usa tu machete y escóndelo donde ya escondiste otro cadáver (entra la caja grande y los sacos) y túmbate allí.

El espía dejará de distraer entonces al que hace ruta, lo matará con la jeringa y lo esconderá en el mismo sitio. Correrá a distraer a la guardia mientras el boina verde sube las escaleras fuera de la vista de la guardia hasta el primer piso.

El espía se reunirá con el boina verde y ambos se dirigirán al norte, donde comenzó la misión. Mientras, el francotirador se colocará en la esquina superior derecha del edificio de los tres áticos, lugar privilegiado para acceder con su mira telescópica al patio donde está el confidente. Asegúrate de que tienes buena visibilidad.

Luego, el espía distraerá a uno de los guardias cuidando de no interceptar la escalera por donde deberá sacar el boina verde al confidente, no sin antes acabar con la guardia restante con el francotirador.

Una vez muerta la guardia y rescatado al confidente, todos, excepto el espía, deben dirigirse hacia el patio sur, pero sin bajar hasta que el espía deje de distraer a aquella guardia para hacer lo mismo con la patrulla que domina este otro patio. Una vez hecho esto, tu grupo subirá al Kübelwagen, con el espía en último lugar. ¡Misión cumplida!