Commandos
Commandos

Commandos - Misión 10

Un musculoso boina verde, un conductor especialista en armamento pesado alemán, un marine con mucho mar navegado, un zapador apodado "fireman", un francotirador de excepcional puntería y un espía experto en disfrazarse y hacerse pasar por alemán; estos son los hombres con los que contamos para desbaratar los planes nazis de conquista de Europa y el norte de África.

MISION 10: OPERACIÓN ICARO

(14 de Noviembre de 1942)

Tus órdenes, en esta ocasión, son liberar a McRae, un valioso piloto aliado, de su confinamiento en unas instalaciones italo-germanas en la zona de El Aguila. Para llevar a cabo semejante tarea, cuentas con la ayuda del boina verde, el francotirador, el zapador y el conductor.

En la parte norte en la que comienzas puedes utilizar una táctica de aproximación menos sutil que en el resto de las misiones: los soldados de aquí no darán la alarma cuando te vean. Así, puedes utilizar al conductor armado con su ametralladora para eliminar a la patrulla y al soldado más cercano, y hecho esto, el boina verde podrá arrastrarse para acabar con los otros dos soldados que vigilan por la derecha.

El boina verde bajará y acabará también con el soldado que vigila cerca de los restos del Stuka. Luego, bajará hasta abajo, escondiéndose en el punto donde el muro hace esquina y buscará un buen momento para acercarse al soldado que vigila la entrada al complejo, llevándose el cadáver a cualquier punto del muro, lejos de la entrada, hacia arriba.

Ahora, pasará por la puerta aprovechando un momento en el que ninguno de los dos soldados que vigilan dentro vean la entrada y llegará al otro lado de la misma (no entrar, sino llegar al otro extremo de la puerta hacia abajo). Allí, colocará la radio y la encenderá, atrayendo la atención del soldado que vigila pasada la puerta hacia abajo.

El boina verde pasará ahora cuando el otro centinela esté marchándose y se esconderá tras las cajas que hay junto a la celda. Allí, esperará a que dicho soldado vuelva y se haya dado la vuelta para marcharse de nuevo para asestarle un cuchillazo y esconder su cuerpo tras las cajas. Luego, correrá hacia abajo y acabará con la vida del soldado que estaba prestando atención a la radio, aún puesta.

Esconde el cadáver del soldado tras las cajas cercanas, de forma que no lo vea el guardia que patrulla dando la vuelta al edificio, y apaga y recupera tu radio. Ahora, te ocuparás de este soldado aprovechando que se da la vuelta y ocultarás su cuerpo cerca del edifico.

Mega Drive

Pues nada. Mañana ya se lanza oficialmente la Mini Mega Drive :-) Espero que venda muy bien y que Sega pueda llevarse una alegría con esta máquina con la que alcanzó su cénit comercial. Como curiosidad, en la Madrid Games Week en la parte dedicada al mundo retro tienen una Mini Mega Drive en su...