Commandos
Commandos

Commandos

Un musculoso boina verde, un conductor especialista en armamento pesado alemán, un marine con mucho mar navegado, un zapador apodado "fireman", un francotirador de excepcional puntería y un espía experto en disfrazarse y hacerse pasar por alemán; estos son los hombres con los que contamos para desbaratar los planes nazis de conquista de Europa y el norte de África.

Una vez allí, el espía dejará de distraer al soldado para ocuparse de hacer lo mismo con el otro, de forma que mire también al barranco. Por fin, el boina verde cogerá los barriles y colocará dos entre el vehículo y el edificio, y un tercero aproximadamente detrás de la cúpula de éste pero de forma que se vea. Por último, el boina verde disparará contra este último barril provocando una reacción en cadena que acabarán con el edificio y el vehículo.

Esto no te libra de los dos centinelas que ya estaban allí, y es más, probablemente salga algún otro del barracón. Debes ocuparte de ellos con la pistola. No te preocupes por la alarma, ésta solo afecta a esta parte del mapa y no saldrá ningún otro centinela en ninguna otra parte.

Limpia ya el área de la presencia nazi, el boina verde descenderá por el barranco y se apostará para disparar al camión de combustible cuando éste esté repostando. Esto eliminará la primera de las torres petrolíferas. Para eliminar la segunda, dispara contra los barriles. Luego, vuelve a subir.

El espía debe realizar ahora una operación ciertamente arriesgada y difícil. Colocándose sobre el barracón de la plaza central, eliminará a los dos soldados usando la jeringa, acabando primero con el que se mueve. Allí nadie verá los cadáveres, pero si te sorprenden en el momento de acabar con el soldado se activará la alarma, cosa que no puede suceder. Debes mantener un ojo sobre la patrulla, el soldado del arco de la izquierda, el que patrulla cerca de la torre petrolífera y más aún: los que corren por la carretera un poco más al sur. Es difícil, pero si lo consigues tendrás ya la misión prácticamente hecha aunque por ahora te cueste creerlo.

Ahora, el espía debe ocuparse de distraer a la patrulla que vigila todo el extremo superior izquierdo del mapa, de forma que el boina verde pueda llegar al otro arco de la plaza central. Una vez allí, el espía acudirá a distraer a la patrulla que circula por ella mientras el boina verde se encarga del soldado que patrulla cerca de ese arco.