The Legend of Zelda: Majora's Mask
The Legend of Zelda: Majora's Mask

The Legend of Zelda: Majora's Mask

La fatiga recorre tu cuerpo, apenas puedes expirar sin interrupciones y tienes moratones por todo el cuerpo. No sabes donde has ido, ni porque. Hyrule ha cambiado.

Este sector no podría ser más prolífico. Bajo el agua, te espera una llave pequeña que la mano azul te cederá amablemente tras una breve contienda. Lo mismo que las plantas que penden de las hojas flotando en la superfície acuática. Tres golpes para hacerlas desaparecer, subirte a lomos de una hoja, e ir tranquielamente hacía el baúl que esconde la brújula. Salte de ahí usando el corriente de agua que hay bajo la puerta de procedencia y vé ahora a la entrada con la tubería roja, donde subienda por la cañería del mismo color que aguarda un Bombchu, podrás entrar al area siguiente (gracias a la llave pequeña).

Las flechas de hielo se van a hacer esperar, porque el mini boss que procede el pasadizo con los enemigos embarrados es el más peliagudo de los que has visto hasta ahora. Primordialmente debes usar el gancho para atraer a los ojos gelatinosos hacia ti y darles un espadazo. Así, continuamente, hasta que tenga el ojo descubierto, momento que debes aprovechar de inmeadiato para atestarle 3 flechazos. En ese momento soltará toda su artillería y andará loco dando tumbos por la sala. Elimina a todos sus vasallos y ponte en una zona determinada del escenario, para que cuando pase con el ojo abierto, dos proyectiles en la pupila y estará muerto. Las flechas son tuyas.

Regresa a la zona de la rata Bombchu con la plataforma roja en el centro. Desciende por la tubería, donde verás dos Octocrocks dispuestos a hacer de plataforma mediante las flechas de hielo que acabas de conseguir. Con ellos congelados, podrás alcanzar la columa y girar la manivela para hacer discurrir el agua de las tuberías rojas.