The Legend of Zelda: Majora's Mask
The Legend of Zelda: Majora's Mask

The Legend of Zelda: Majora's Mask

La fatiga recorre tu cuerpo, apenas puedes expirar sin interrupciones y tienes moratones por todo el cuerpo. No sabes donde has ido, ni porque. Hyrule ha cambiado.

Ahora sí, sale de ahí como sea, aunque te descubran, no corres peligro. Justo saliendo del lugar, si miras hacia el exterior, corre hacia la izquierda por el camino de hojas perecedoras que yacen sobre la superficie acuática. Llegarás a un muro multicolor con un agujero en el suelo que avisa de la posible plantación de una judía. Con la cara del elfo, posala y echa el agua hasta que crezca lo suficiente y subirse a su lomo. Te elevará unos 5 metros hasta un bordillo que traslada a la parte superior de los patios internos del Templo Deku.

Este sector puede traeros más de un dolor de cabeza, porque no solo deberás saltar de flor en flor, sino que si no estás atento a no recibir un mazazo por parte alguno de esos arbustos que disparan nueces, acabarás de nuevo en las afueras del lugar. Tomátelo con calma, y si te sirve, prueba a lanzarles burbujas desde lo más lejos posible, calculando cada cuanto tiempo tardan en salir para atestarles un buen golpe.
Una vez hecho esto, entrarás a la celda del Mono atado a un poste y a punto de ser objeto de un sacrificio. Habla con él para que te cuente su particular historia y sobre la princesa Deku, una vez haya concluído, enseñale tu "intrumento", entonces te enseñará susurrando la Sonata del Despertar, y te contará que es lo que usan ellos para abrir el Templo de las Cataratas (Woodfall). El rey Sr. Arbusto Cabreado oirá como entonais su tema prohibido, por lo que aun se enojará más con el mamífero.