The Legend of Zelda: Majora's Mask
The Legend of Zelda: Majora's Mask

The Legend of Zelda: Majora's Mask

La fatiga recorre tu cuerpo, apenas puedes expirar sin interrupciones y tienes moratones por todo el cuerpo. No sabes donde has ido, ni porque. Hyrule ha cambiado.

Aun te quedan muchas cosas por hacer en este prolífico pueblo.

Para empezar, vé a la tienda de los barriles Goron que estaba bloqueada por el hielo. El tendero (también sospechosamente familiar) nos hará una prueba muy sencilla: Llevar la gran bomba a la piedra que tapona la entrada a la carrera Goron. Cuando estés en pendiente, lanzala, y luego súbela rodando... no creas que te va a costar.

Cuando al fin llegues, verás al bebé Goron impaciente. Si tienes tiempo de sobras, dispárale una flecha para que estalle. Habla con el vendedor de los explosivos para que te deje uno de regalo, y acto seguido participa en la trepidante carrera.

La verdad es que ganarla es fácil, intenta no chocar con nada y coger las curvas muy cerradas. Si ganas, el pequeño te obsequiará con una botella de oro en polvo. Con ayuda del mismo, el herrero te forjará una nueva espada mucho más potente y que durará para siempre, cosa que no haría sin el premio de la carrera Goron.

¿Recomendáis Horizon Zero Dawn y su expansión?

Está tirado ahora mismo en su edición completa, tanto en la Store (15 euros), como en Amazon en físico (18 euros).   Tengo que decir que el último juego de mundo abierto que he jugado ha sido RDR2 y por momentos se me ha hecho pesado, siempre me ha gustado este género y he disfrutado mucho...