Fire Emblem: Three Houses
Fire Emblem: Three Houses

Capítulo 13 de Fire Emblem: Three Houses – Reencuentro al amanecer

Os ayudamos a superar el capítulo 13 “Reencuentro al amanecer” de Fire Emblem: Three Houses como parte de la ruta de los Ciervos Dorados (Viento glauco).

Continuamos nuestro progreso a través de esta guía completa con la ruta de los Ciervos Dorados que siguen a Claude a través de su aventura. En esta historia os contaremos cómo superar las batallas y ofrecemos diversos consejos para no perderos detalle, hacer frente de forma efectiva a los enemigos y demás. Así pues, tras 5 años de letargo, nuestro protagonista despierta y debe reunirse de nuevo con su antiguo aliado y el resto de su clase, tal y como prometieron años atrás. Sin embargo, al llegar al monasterio tan solo se encuentra al delegado.

Capítulo 13: Reencuentro al amanecer

La primera batalla que realizamos en este capítulo es igual a la de la ruta de los Leones Azules. Se trata de un enfrentamiento contra un grupo de bandidos que invaden el monasterio. En un inicio, tan solo contamos con nuestro protagonista y Claude para atacar, por lo que deberemos dividirlos de forma que cada uno cubra una zona del terreno. También debemos vigilar que ninguno de los dos quede acorralado por un gran número de enemigos y que se los repartan de la forma más equilibrada posible.

Al poco, aun así, nos veremos rodeados y será entonces cuando el resto de alumnos de nuestra casa vengan a nuestra ayuda: Lorenz, Ignatz, Hilda, Leonie, Raphael, Lysithea y Marianne. Con su ayuda podremos acabar con todas las unidades sin problemas y mantener una conversación con todos los alumnos antes de decidir ir a tomar el Monasterio para el control de la Alianza. Con ello acabará el capítulo y podremos continuar con el siguiente.