Fire Emblem: Three Houses
Fire Emblem: Three Houses

Tipos de monstruos y cómo matarlos - Fire Emblem: Three Houses

Os explicamos cómo acabar con los distintos tipos de monstruos que nos encontremos en las batallas que liberemos en Fire Emblem: Three Houses.

En Fire Emblem: Three Houses encontraremos diversos monstruos en las batallas además de las unidades enemigas humanas. Los monstruos tienen unas características especiales y hay diversas formas de derrotarlos. Por ello, y como parte de esta guía completa, a continuación os detallamos la forma de hacerlo para que ninguno se os resista y podáis obtener experiencia e items interesantes al acabar con ellos.

Cómo acabar con los monstruos de Fire Emblem: Three Houses

La primera vez que nos encontremos a un monstruo será en la batalla del final del capítulo 5 y a medida que progresamos en la historia y en las batallas secundarias nos encontraremos muchos más, incluso algún nivel en el que tan solo habrá monstruos y no unidades humanas. En cuanto a los tipos, hay diversos animales y monstruos que van desde lobos, águilas o dragones a seres misteriosos procedentes de la oscuridad. No es tan importante su tipo y forma como su poder, resistencia y ataques especiales con los que puedan herirnos.

Lo primero que debemos saber es que los monstruos suelen tener más de una barra de vida (indicada por cristales rojos) y tienen un área de daño dorada a su alrededor a la cual debemos apuntar con nuestras unidades. Como sabéis, antes de realizar un ataque nos indican cuánto daño podemos hacerle, por lo que recomendamos atacar primero con los personajes que hagan más daño y luego rematarlo con los de ataques a distancia como arcos o magia. Algo que se puede hacer son ataques combinados, efectivos para terminar dejando confuso al enemigo, con lo que conseguiremos que no nos ataque durante cierto tiempo.

También hay que saber que los monstruos suelen hacer mucho daño, por lo que es recomendable dejar frente a él y rodeándolo aquellas unidades que tengan más defensa y puedan esquivar algunos de sus golpes, ya que si dejamos cerca a las más vulnerables no tardarán en caer.

Por otro lado, en ocasiones habrá unidades enemigas que también quieran cazar al monstruo en cuestión. En esas ocasiones recomendamos dejar que les ataquen primero para que les quiten algo de vida (y así matamos dos pájaros de un tiro) y rematarlos nosotros para llevarnos la experiencia y los premios.