Assassin's Creed Valhalla
Assassin's Creed Valhalla

Emboscada brutal, A las puertas de Kimble y La piedra de la Saga de AC Valhalla al 100%

  • Débora Moro

Te explicamos cómo completar Emboscada brutal, A las puertas de Kimble y La piedra de la Saga en Assassin's Creed Valhalla al 100% para conseguir el Platino

Nos adentramos en el desenlace de la narrativa de Sigurd y la piedra de la saga. Nos toca asediar un castillo, sabotear las trampas enemigas y preparar las propias nosotros. Necesitaremos estar bien equipados en lo que a armas y armaduras se refiere, ya que se avecina la batalla contra la jefa final del arco. No es complicada, pero por si acaso y como parte de nuestra guía completa, os traemos los dos últimos capítulos de La piedra del paladín.

Emboscada brutal

En Eaton podremos elegir entre quemar sus suministros, comprárselos o convencerlo contándole una historia con carisma. Una vez hayamos hecho esto, si somos los suficientemente rápidos podemos colocar las jarras de aceite explosivo en la carretera principal a modo de trampa antes de la batalla, y quemar los tres carros de suministros disparándoles con nuestro arco. Después de sabotear las fuerzas de los enemigos, seguimos a Fulke y hablamos con ella en el acantilado.

A las puertas de Kimble

Nuestro primer paso será poner rumbo al santuario abandonado de Camulus y hablar con Geadric. Este nos pedirá que saboteemos las defensas del castillo, por lo que tendremos que ir hasta él y destruir las espingardas y los calderos de aceite. Para ello tan solo tenemos que colarnos (ya sea de forma sigilosa o a la fuerza bruta) y sabotear unos cuantos para abrir paso a los soldados que vendrán en la siguiente fase del plan. Una vez lo hayamos hecho, podremos regresar con Gedric y terminar la misión.

La piedra de la Saga

Mientras nuestras fuerzas luchan, tendremos que disparar a los eslabones para bajar el puente levadizo (tendremos que mirar el puente de forma lateral para poder verlos). Para abrir la verja escalaremos la muralla y nos meteremos dentro de la misma por una de las puertas laterales. Después, iremos al patio interior a terminar la batalla derrotando a Eadwyn. No es un combate difícil pero tendremos que cuidarnos de esquivar las bombas que lanza. Ahora podremos decidir si la exiliamos o se queda junto a Geadric. La decisión no tiene importancia narrativa (al menos de cara a los posibles finales) así que podéis elegir sin miedo. Cuando hayamos terminado, podemos saquear los tesoros del lugar y obtener así el escudo Protección de los shishi.

Para terminar la misión, nos agruparemos con Sigurd y compañía subiendo las escaleras entrando en el castillo a la derecha. Y, para dar por concluida la saga, solo nos queda regresar junto a Randvi y contarle nuestras andanzas.

Ya hemos concluido nuestras andanzas en esta saga. Pero, si quieres asegurarte de no haber pasado por alto ningún papel al viento o anomalía del Animus, te invitamos a revisar sus apartados.