Assassin's Creed Valhalla
Assassin's Creed Valhalla

Capítulos 1 y 2 - La piedra del Paladín de Assassin's Creed Valhalla; cómo completar al 100%

  • Débora Moro

Te explicamos cómo completar Rebelión en ciernes, Peregrinaje de San Albano y Todo ayuda en Assassin's Creed Valhalla al 100% para conseguir el Platino

Damos el pistoletazo de salida a la quinta saga del nuevo título de Ubisot. Durante las siguientes horas avanzaremos en nuestra relación con Sigurd, descubriremos algunas de sus razones más opacas y lucharemos a su lado. Se avecinan batallas duras, así que te recomendamos equiparte concienzudamente tus aptitudes y habilidades para no dar ningún traspié. Como parte de esta guía completa, os traemos La piedra del Paladín.

Rebelión en ciernes

Esta misión empieza donde comienzan todas las buenas historias: en la taberna. Concretamente en la de Buckingham. No encontraremos a Sigurd allí, por lo que tendremos que preguntar a la tabernera por su localización y, si tenemos el suficiente carisma, nos ahorraremos el pagar a cambio de la información. Ahora sí, encontraremos a nuestro hermano en la caseta del pescador que está unos pocos metros al sur. La siguiente parada será la casa comunal del lugar.

Después de rescatar a Geadric, haremos lo propio con los thengs. Éstos están en Guarnición de Leigh y son un total de cuatro. Tras desatarlos los escoltaremos a un lugar seguro. Ahora tenemos que informar de todo lo ocurrido a Geadric. Así, cerraremos la misión.

Peregrinaje de San Albano

De camino a la ubicación de Sigurd podemos aprovechar y sincronizar la atalaya de Ruinas de Thaerelea y, de paso, ayudar a los hombres de Geadric (parte de la misión Todo ayuda). A las orillas de Linford estará Sigurd, y uno de los soldados de la zona tiene lingotes de níquel que pueden ser nuestros.

Es la hora de entrar en acción: toca saquear el monasterio de San Albano. Os aconsejamos ir por encima de las columnas para eliminar primero a los tiradores, de lo contrario nos pueden ir quitando vida sin que nos demos cuenta. Además, podremos utilizar las espingardas enemigas a nuestro favor. Desde las alturas entraremos en la cripta pasando por las cuerdas que conectan con la ventana frontal de la misma.

Si queremos hacernos con todo el botín de tesoros de la zona deberemos seguir varios pasos antes de liberar a nuestro objetivo. El primero será disparar por la pequeña ventana del interior de la iglesia situada justo encima de una pared tapada por rocas, así liberaremos el camino. Para el resto de los tesoros tan solo deberemos de forzar las puertas tras las que se encuentran con nuestros aliados. Además, en una de las mesas exteriores podemos recoger información sobre el miembro de la Orden El Yunque. Al finalizar el saqueo, nos habremos hecho con muchas materias primas que nos servirán para mejorar nuestro asentamiento.

Para liberar a la prisionera lo primero que haremos será asesinar al soldado de la iglesia que tiene una llave. Con esta podremos pasar por la puerta izquierda del edificio. Un fraile estará descendiendo las escaleras, y tendremos que convencerlo con nuestro carisma, matarlo o sobornarle para que nos abra la siguiente puerta. A continuación, liberaremos a Fulke y tras seguirla habremos terminado la misión.

Todo ayuda

Para comenzar esta misión debemos ir al punto que se nos indica en el mapa y ayudar a los hombre de Geadric en las Ruinas de Thaerelea. Una vez hayamos terminado, tendremos que dirigirnos unos 550 metros al norte para encontrar un campamento enemigo y quemar sus cargamentos con antorchas. Por último, al noroeste de la Abadía de San Albano hay unos soldados anglosajones a los que deberemos ayudar. Antes de completar esta misión al 100%, tendremos que continuar con Emboscada brutal, ya que nos aparecerá en el mapa de camino a la misma. Concretamente, está en Eaton.

Hablar con las piedras

A caballo seguiremos a Fulke hasta la Torre de Ivinghoe. Moviendo la estantería del interior desvelaremos una puerta tras la que tendrá lugar la siguiente cinemática. Siguiendo la historia, tendrá lugar una batalla. Después de la misma no golpeéis a Basim ni a Sigurd, puesto que esto nos empujará a separarnos del camino de Sigurd más adelante.

Si quieres asegurarte de que no te has dejado atrás durante estos dos capítulos ningún coleccionable como papeles al viento o armas, te recomendamos echar un ojo a sus respectivos apartados en la guía.