God of War II: Divine Retribution
God of War II: Divine Retribution

God of War 2: Divine Retribution, guía completa - El Coloso de Rodas - 2º Asalto

Pon el Olimpo a tus pies.

El Coloso de Rodas - 2º Asalto

Si quieres evitar que el Coloso te dañe ligeramente nada más comenzar, salta justo cuando vaya a asestar el puñetazo a la plataforma en la que te encuentras. No parará de golpear, así que tendrás que aprovechar un momento entre golpe y golpe para bajar hasta el nivel inferior de un salto.

Con habilidad y algo de suerte puedes esquivar sus ataques, evadiendo los manotazos con el joystick derecho y saltando guando golpee con furia el suelo. Aunque parezca que sus manotazos horizontales son imposibles de esquivar, lo cierto es que pasarán sobre ti sin rozarte si mueves el joystick derecho en el momento justo antes de que te golpee. Cuando el Coloso golpea el suelo con el puño cerrado, a continuación también realiza un barrido hacia la zona exterior de la mano (es decir, golpea con el dorso).

Lo más recomendable es estar en el lado contrario, claro. Sin embargo, este barrido también se puede esquivar usando la evasión en el momento justo, aunque hay que apurar aún más que con los manotazos.

De todas formas, mientras tengas la posibilidad, lo más recomendable es usar la Furia de Poseidón justo en el momento en el que vaya a golpearte. Mientras estás usando esta habilidad, eres invulnerable, lo que te ahorrará una buena cantidad de daño, además de inflingírselo tú a él. Eso si, es recomendable que lo utilices lo más cerca posible del Coloso para no desperdiciar ninguno. Además, debes tener en cuenta que, una vez se acabe tu energía mágica, tendrás que dañar al Coloso con combos (el más efectivo es L1+Círculo, aunque no podrás esquivar hasta que Kratos acabe la secuencia entera, por lo que quizá prefieras utilizar los combos ligeros habituales).

Ten en cuenta que, después de que el Coloso reciba suficiente daño, se enfadará y dará un golpe muy fuerte contra el suelo. Este movimiento es bastante lento y, aunque se puede esquivar saltando, dado que golpea con ambas manos, resulta muy probable que te alcance de todas formas.

La mejor opción, en mi opinión, es aprovechar la lentitud del golpe para acercarte al lugar en el que, pulsando R1, puedes pasar de una plataforma a otra, para asegurarte de que el golpe no te pille en el suelo y, además, alejarte rápidamente. Ten cuidado al pasar de una plataforma a otra: el Coloso barrerá el escenario con ambas manos al girarse para encararte. Si avanzas hasta el otro extremo de la plataforma puedes evitar que te dañe.

Es indiferente en cual de las dos plataformas combatas contra el Coloso. Después de golpear al suelo dos veces con ambos puños, en la siguiente ocasión en que consigas dañar al Coloso, se apoyará dolorido en la plataforma contraria. Salta desde tu plataforma hasta la que está el Coloso, acércate a su antebrazo y pulsa Círculo para que comience el QTE.

Cuando lo completes por primera vez, tendrás que repetir todo el proceso anterior para que surja la siguiente oportunidad de QTE. Aún tendrás que repetir todo una vez más y realizar con éxito la última QTE.

Una última recomendación: cuando le cojas el truco a esquivar el puñetazo vertical y te des cuenta de que, en la zona en la que te encuentras, el Coloso no para de lanzarte ese ataque, procura no moverte demasiado de esa zona, para que te lance siempre el mismo ataque y no complicarte.

Al acabar la tercera secuencia, el Coloso te agarrará con el puño. Tendrás que pulsar rápidamente R1 y L1 para liberar a Kratos de la mano del Coloso, que acabará lanzándote hasta otra estancia.

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...