God of War II: Divine Retribution
God of War II: Divine Retribution

God of War 2: Divine Retribution, guía completa - Sacrificio para las Hermanas del Destino (Sacrifice to the Fates)

Pon el Olimpo a tus pies.

Sacrificio para las Hermanas del Destino (Sacrifice to the Fates)

Continúa y abre el cofre verde si lo necesitas. Ahora salta al nivel inferior.

Aquí tendrás que ofrecer un sacrificio de fuego para poder avanzar. Tendrás que enfrentarte a los enemigos que aparecerán, pero el objetivo no es matarles, si no quemarlos. Si te fijas, activando una de las dos palancas, harás que salgan chorros de fuego de la pared contraria. Tendrás que dejar atontados a los enemigos lo más cerca posible de una de las paredes y activar la palanca del lado contrario para que se quemen. Puede costarte un poco. Lo más recomendable, para que no te hagan daño, es haber actualizado el mazo hasta segundo nivel. De esta forma, podrás lanzar fantasmas (que no gastan energía mágica), que mantendrán ocupado al enemigo, evitando que te ataque o que te deje atontado con si grito.

Ya solo tienes que golpearle sin dejarle tiempo a reaccionar hasta que el deje atontado (es decir, cuando aparezca el círculo encima de su cabeza). Si tienes suerte y se queda cerca de una de las paredes, corre hasta la pared del otro lado para activar la palanca y quemarla. Es un proceso un poco laborioso. Tendrás que sacrificar a tres enemigos de esta forma antes de poder continuar.

Cuando consigas llenar el indicador de sangre, la puerta se abrirá. Abre el cofre verde si lo necesitas, métete en el agujero con sangre del suelo y empieza a bucear. Atraviesa todo el pasaje submarino con cuidado de no pincharte con nada afilado y continua hasta que llegues a otro lugar en el que puedas salir a flote.

Si te diriges hacia la cámara, podrás abrir dos cofres rojos. Ahora ve hacia el fondo para llegar hasta el puzzle del fénix.

Colócate en la cola del fénix que está en el nivel inferior y tira de su cola para derretir el bloque de hielo tras el cual hay un espejo cóncavo que puedes mover. Ahora, vuelve a subir a la parte superior y escala por cualquiera de las paredes que tienen ladrillo derruidos. Sube hasta el techo y rompe todas las estacaditas que encuentres en el techo para que entre la luz del sol. Tendrás que destruir 7 estalactitas.

Ahora puedes usar el espejo para reflejar la luz del sol. Si colocas el espejo justo bajo el rayo que hay a la derecha para derretir directamente el bloque de hielo cercano. Tendrás que enfrentarte a un minotauro y, al fondo de ese hueco, tienes un cofre rojo. Sin embargo, los demás rayos no podrán usarse de este modo. Tendrás que usar el fénix.

Arrastra el espejo hasta el rayo de sol más cercano a la puerta. De esta forma, el rayo se reflejara hacia el nivel inferior, justamente en la zona de la pared del ruedo que esta delante del fénix. Ahora tienes que mover los discos para que el espejo cóncavo quede justo en este punto. El problema es que no puedes mover la cámara para saber si lo estas haciendo bien.
El sistema es bastante sencillo. Dirígete hacia las tres palancas circulares que hay a la derecha. Cada una de las palancas mueve uno de los tres anillos de debajo de la habitación. Cuando comienzas a girar una palanca, la cámara se sitúa de tal forma que puedes ver dos de los símbolos. Gira las palancas para formar el espejo en la zona de la izquierda, de forma que deberías ver un símbolo de Omega a su derecha. Fíjate que entre dos de los símbolos de Omega está representado cada uno de las fases de la luna. Fíjate cual es el que está representado en el lado contrario, justo en el lugar en el que incide el rayo (debería ser cuarto creciente). Ahora solo tienes que formar ese mismo símbolo en el lugar en el que formaste el espejo cóncavo. De esta manera, el espejo quedará al otro lado, y el rayo se dirigirá hacia la estatua, derritiendo el hielo que la rodea.

Ahora puedes girar la estatua del fénix empujando la barra roja que tiene al frente. Apunta a la zona que quieras derretir y activa la palanca que hay a la cola de la estatua para que expulse fuego. La puerta se encuentra al fondo de la habitación (el único bloque de hielo del que sobresale una barra horizontal), pero te recomiendo que derritas todos los bloques para conseguir los ítems que hay tras ellos (y enfrentarte a un minotauro más).

Cuando derritas el bloque con la puerta, ábrela como cualquier puerta normal y crúzala. Gira a la izquierda y baja hasta la zona circular con una palanca en el centro. Antes de poder girarla, tique destruir todos avisperos de donde salen los enemigos. Puedes escalar por la pared semiderruida del fondo, a la derecha. En el suelo hay un avispero y en el techo hay 2 más.

Cuando acabes con todos, gira la palanca del centro hasta queno puedas más. Habrás bajado un gancho luminoso. Suelta la palanca, salta rápidamente hacia el y pulsa R1 para engancharte y que el gancho te suba. Cuando llegues arriba, salta hacia atrás. Continua. Cuando llegues a la habitación circular, la puerta se cerrará detrás de ti y tendrás que enfrentarte a una serie de Cerberos que escupen 'Cerberitos'.

Céntrate en destruir a los 'Cerberitos', pues en poco tiempo se convertirán en versiones grandes y la pelea se complicará demasiado. Es una pelea bastante dura, así que concéntrate un poco más de la cuenta en defenderte con L1 y no te cortes con el Terremoto de Atlas. Además, al final acabarás enfrentándote a dos enemigos de tamaño considerable. Cuando acabes con todos ellos, las barreras mágicas caerán y podrás continuar.

Sube por la escalera de la pared de la izquierda. Arriba encontrarás el siguiente punto de guardado.

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...