Prince of Persia: Las Dos Coronas
Prince of Persia: Las Dos Coronas

Prince of Persia: Las Dos Coronas - Enemigos

Salva Babilonia de la tiranía de Visir.

ENEMIGOS

Como los enemigos no tienen nombre, se los he puesto yo. Espero que os gusten.

Soldado

El enemigo básico. Lo verás a la legua, más que nada por el casco con cuernos. Se caracterizan por ir pertrechados con un amplio abanico de armas mortíferas, con un sorprendente número de bordes cortantes. Si esperabas un trato de favor por ser el príncipe vas listo. Aparte, es obvio que un armario empotrado, con un casco con una calavera y cuernos, no ha sido educado en la compasión y la palabra para evitar la violencia. Mal empezamos.

Su estilo de combate es bastante tosco, aunque si te dan cúbrete rápido, si conectan un par de golpes te quitarán mucha energía. El bloqueo y el contraataque son buena idea, amén de los rebotes en las paredes, y en ellos. Dejan caer espadas.

Arquero

Hartos de disparar a dianas coloreadas, que se están siempre quietas, los arqueros han escogido un nuevo blanco: la población civil de Babilonia. Como príncipe es tu obligación liberar a la gente de tal castigo, o esperar a que se les acaben las flechas. Aunque está última opción no parece muy valiente.

Los arqueros debe de ser tu primer objetivo en el combate, las flechas pueden ser realmente molestas. Aparte tienen bastante puntería. Son ágiles y se mueven rápido, y puede ser difícil alcanzarles. Al igual que para los combates en general, ralentizar está altamente recomendado. Por suerte no son muy fuertes, acaba rápido con ellos.

NOTA

Cuando liberes las arenas del tiempo los arqueros y soldados pasarán a llevar consigo arena. También habrá un soldado más fuerte, el guardián del portal. Que, obviamente, encontrarás vigilando los portales de las arenas. Mucho cuidado con ellos que pueden llamar refuerzos, objetivo primario.

Los verdes

La vida en la oscuridad de las profundidades del abismo no sienta bien. La prueba son los verdes. Y no son activistas defensores de los derechos de la naturaleza precisamente. De hecho es poco probable que respeten los derechos humanos más básicos, y que coman con cubiertos. Son unos seres, obviamente verdes, deformes y que para saludar a sus visitantes los atacan con hachas. No parecen hechos para la vida en sociedad, ni para la vida en general.

No les gusta la luz, si los expones a ella se vuelven muy vulnerables y podrás acabar rápido con ellos. Si ves que no tienes esa posibilidad, emplea las técnicas habituales. Pero intenta mantenerte en la luz, que se acercarán ellos. Dejan caer hachas.

Perros

Los mejores amigos del hombre, ¿verdad?. Pues no, los perros de Babilonia hacen que Cujo parezca Lassie a su lado. Si se hicieran amigos de un hombre sería porque aún no está lo suficientemente gordo como para comérselo. Parece que el Visir, usando su licenciatura en Malo de Videojuego, los ha modificado genéticamente. Les atraen las arenas del tiempo como si de un buen asado se tratase.

Los perros pueden ser el enemigo más complicado del juego, o muy sencillos. Como pueden llegar a desesperarte usa esta estrategia. Lo único que necesitas es llevar arena, si no tienes busca recipientes cerca para conseguirla.

Cúbrete y espera a que inicien su ataque para quitarte un depósito de arena, verás que se paran y les aparece una nube en la boca. Cuando veas que la nube de arena sale desde ti hacia su boca, acércate. Cuando vayan a absorber la arena, usa la daga. Acabarás con ellos de un solo golpe, y recuperarás la arena.

Si no llevas arena, intenta tumbarlos para rematarlos de un golpe. Usa los lanzamientos de armas, y los rebotes para conseguirlo.

Si no puedes hacer ninguna de estas cosas, juega a la defensiva. Usa el bloqueo y espera a que ataquen para contraatacar. Ten en cuenta que cuando les golpees suelen devolver el golpe con rapidez. Ten cuidado sobre todo con el príncipe oscuro, cuando los mates no dan arena.

Camaleón

Básicamente son como los verdes, pero se han adaptado a la vida en sociedad. Violando flagrantemente todas las leyes del universo, han desarrollado un camuflaje óptico. Así pueden ir al supermercado sin que se declare el estado de excepción. Aún así parece ser que no olvidan su pasado en el abismo, y se dedican a vapulear a los demás, amparados en la invisibilidad. Además emiten unos sonidos que hacen que los arañazos de uñas en pizarras parezcan una canción Chill-Out. Por suerte el camuflaje se les puede quitar, usando la ancestral técnica del golpe al vacío.

Muy complicados de ver, por suerte emiten sonidos y sabrás cuando están cerca. Basta con golpearlos y se les quitará el camuflaje. Son sencillos, simplemente intenta que no te rodeen y en unos cuantos golpes acabarás con ellos.

Genio

Persia, la tierra de las lámparas mágicas, y de los genios. Milenios de ser sacados de un placentero estado de sopor, para conceder tres deseos a algún aventurero (o ladrón) parecen haber acabado con su paciencia. El gremio de genios ha decidido un cambio en su política de trato con el cliente. Ahora los genios en vez de conceder deseos, libran al cliente de la necesidad de desear algo. Lo malo es que normalmente suele acarrear la muerte del susodicho. También se ha pasado del aspecto de apacible-orondo-bonachón-concede deseos a histérico-psicópata-aullante-lanzador de dagas.

Se desplazan muy rápido y no se les puede agarrar. También lanzan dagas muy rápido, y son difíciles de esquivar. Altamente recomendado usar la ralentización. Si no tienes arena bloquea y acércate con cuidado. Por suerte no tienen mucha energía. Dejan dagas al acabar con ellos.

Bailarinas

Años de vida en un harén pueden hartar a cualquiera. Sobre todo si tienes que estar todo el día bailando, y aguantando miradas lujuriosas. El término armas de mujer adquiere un nuevo significado con ellas, aparte de las antiguas, ahora se incluyen las espadas. Con ellas han decidido dar nuevo uso a la famosa danza de las espadas: la reivindicación de los derechos de la mujer. Por desgracia siguen llevando una cantidad mínima de ropa, es difícil concentrarse en el combate básico, más aún esquivar espadas lanzadas a toda velocidad.

Son básicamente igual que los genios, pero combaten más en cuerpo a cuerpo. También lanzan las espadas. Usa las técnicas de los genios para ellas también. Espera a que se detengan para atacar. Cuidado que muy pocas dan arena. Dejan espadas al morir.

Morlaco

La versión bruta del soldado. Si albergabas alguna esperanza de diálogo, olvídala. Aparte la máscara de metal no ayuda a hacer amigos. Han sido entrenados en la milenaria técnica 'avanzar-golpear-destruir'. Por suerte no destacan por su velocidad, giran a la misma velocidad que un camión de 16 ruedas, incluso puede ser que pesen lo mismo. Si aprecias tu integridad física, y tu vida, que no te golpeen.

Mejor que uses la muerte rápida, aunque requiera 5 golpes. Las estrategias son las mismas que para el soldado, son más lentos pero más fuertes. Se cubren mucho, mucho. Tendrás que usar los rebotes en las paredes si te ves obligado a pelear con ellos.

Cosas nuevas

Por fin estoy aquí! Después de casi cinco años viviendo en Berlín, trabajando, aprendiendo inglés y viviendo el sueño europeo termino una etapa y empiezo otra. Una etapa nueva en Madrid que empiezo con ...