Final Fantasy VII Remake
Final Fantasy VII Remake

Megacañón Guardián, cómo derrotar en Final Fantasy VII Remake; trucos y consejos

Os ofrecemos una serie de trucos y consejos para vencer a Megacañón Guardián en el capítulo 5 de Final Fantasy VII Remake, ya disponible en PS4.

Cuando lleguemos al capítulo 5 de la historia de Final Fantasy VII Remake nos encontraremos a un nuevo jefe final robótico que nos pondrá las cosas difíciles si no estamos preparados para hacerle frente y atacar directamente a sus puntos débiles. Para ayudaros en esta tarea os presentamos una entrada dedicada al Megacañón Guardián del título, como parte de esta guía completa del remake de Final Fantasy VII, ya disponible en PS4.

Megacañón Guardián: trucos y consejos para derrotarlo

  • Ataques principales: Salva de misiles, Campo electromagnético, Descarga radiante, Espiral de llamas, Refuerzos, Fijación de objetivo, Embestida, Haz eléctrico.
  • Debilidades: Electro
  • Fortalezas: Magia que afectan a su estado (Veneno, Sueño, etc.)

Este gran robot enemigo tiene como debilidad la electricidad y es inmune a los tipos de magia que afectan a los cambios de estado. Tiene una gran defensa, por lo que tendremos que combinar los ataques de Cloud, Tifa y Barrett y sus habilidades especiales para poder debilitarlo y usar las barras de BTC de forma estratégica en todo momento. Además, podemos invocar a Ifrit cuando su barra se cargue para que nos ayude en combate (no olvidéis que aparte de atacar de forma pasiva también le podemos ordenar que ejecute ciertas habilidades de forma directa).

Por otro lado, es recomendable acabar con algunas de sus partes y extremidades robóticas (como sus piernas) para poder causarle el estado Fatiga (y al poco Vulnerable) de forma más sencilla. En la última fase del combate, el Megacañón Guardián se pondrá mucho más agresivo, por lo que debemos cambiar de estrategia y aumentar nuestra defensa al bloquear y esquivar sus ataques en la medida de lo posible. Además, es esencial el colocarnos en una parte de la vía en la que no pase la electricidad cuando ejecute su gran ataque eléctrico.