Resident Evil Village
Resident Evil Village

Final de Resident Evil 8 Village al 100%; todos los coleccionables y secretos

Tras completar la Fábrica y derrotar a Heisenberg, nos toca encarar el final de Resident Evil 8 Village. Ha llegado la hora de acabar con Madre Miranda.

Seguimos con nuestra guía de la historia de Resident Evil 8 Village para PC, PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series X|S. En la sección anterior completamos la Fábrica y acabamos con Heisenberg. En esta nueva parte de la guía completa de Resident Evil 8 Village os contamos cómo superar la última sección del juego. Será un viaje movidito y derrotaremos a Madre Miranda de una vez por todas.

Guía Resident Evil 8 Village – Final

Todo ha cambiado: la noche ha caído sobre la aldea, enormes tentáculos se ven en el horizonte y ahora controlamos a Chris Redfield. Tenemos nuevas armas y estamos en una misión completamente lineal. Así que vamos a comenzar cruzando el bosque y caminando en línea recta hasta ver una escena junto a uno de nuestros compañeros.

Tenemos que cruzar la aldea eliminando a enemigos. En esta ocasión será muy fácil, ya que las armas de Chris son muy poderosas y nuestras reservas de munición son bastante generosas. El camino no tiene pérdida, así que avanzamos siguiendo las señales de humo verde hasta que un tentáculo nos bloquee el camino. En este punto, debemos girar a la izquierda y entrar en una casa. No hay luz, pero contamos con unas gafas de visión térmica.

Al salir de ella tendremos que girar hacia la derecha para tomar el sendero principal hacia la plaza de la aldea. Por el camino aparecerá un buen puñado de enemigos que tratarán de dificultar nuestro avance, aunque no supondrán ninguna amenaza. Al final del camino veremos una enorme masa negra de la que brotan tentáculos. El único modo de destruirla es usar el localizador de objetivos, que nos servirá para enviar una señal para que el apoyo aéreo lance una bomba lumínica sobre el punto en cuestión.

El problema es que debemos repetir el proceso tres veces y el localizador necesita en torno a treinta segundos de carga entre cada uso. Puede parecer poco tiempo, pero es más que suficiente para que media docena de enemigos traten de acabar con nosotros. Lo más recomendable es retroceder un par de metros para atraerlos hacia la entrada al estrecho sendero, así podemos abatirlos en grupo gracias a las cinco granadas que tenemos en nuestro inventario.

Una vez hayamos destruido la estructura corrupta, los enemigos restantes desaparecerán automáticamente y podremos continuar hasta ver un enorme agujero. Nos dejamos caer por él para toparnos con un nuevo enemigo: Urias Strajer, una variante acorazada del Urias al que derrotamos en el fuerte. Sin embargo, la manera de acabar con él es diferente en esta ocasión; lo único que debemos hacer es aguantar un poco mientras esquivamos sus ataques. Varios segundos después, un compañero nos hablará por radio para decirnos que también podemos usar el localizador con él. Apretamos el botón y será historia.

Al cabo de unos segundos veremos la Megamiceta, pero no vamos a pasar bajo ella de momento. En su lugar, si miramos a la derecha veremos un pequeño estanque repleto de pilares de piedra, y si agudizamos la vista podremos encontrar una cabra protectora. Es vital tomarnos el tiempo que sea necesario para localizarla, pues solo hay una oportunidad y es la última de la colección ¡Ya tenemos las 20 cabras!

Ahora sí, avanzamos por el único camino disponible y nos adentramos en un túnel que nos llevará al interior de un laboratorio secreto. En esta sala podemos leer varios documentos (los cuatro libros de Miranda cuentan como tal). Acto seguido, nos acercamos a la celda, disparamos al candado para abrir la puerta y nos preparamos para ver una interesante escena. En cuanto acabe veremos otra más y finalizará la sección de Chris. Sin embargo, el juego todavía no ha terminado, ya que presenciaremos varias escenas más y volveremos a recuperar el control.

Estaremos de nuevo en la zona en la que el Duque tiene establecida su tienda en la aldea, aunque ahora solo podemos avanzar por un único camino posible. Antes de hacerlo, es importante saber que estamos a escasos segundos de enfrentarnos al jefe final de Resident Evil 8 Village, así que es el momento ideal para comprar lo que necesitemos, mejorar nuestras armas, recoger algunos recursos y guardar partida. Entonces sí: subimos por las escaleras y continuamos en línea recta hasta ver una nueva escena. Ha llegado la hora de poner punto y final a los planes de Madre Miranda.

Jefe final – Madre Miranda

Ha costado llegar hasta aquí, ¿verdad? Madre Miranda ya no puede esconderse de nosotros, aunque tampoco parece que nos tenga miedo. Estamos en la batalla final del juego, y aunque no es demasiado complicado acabar con ella, sí que debemos tener cuidado a la hora de acertar nuestros disparos, porque sus ataques son bastante dañinos.

En la fase inicial es suficiente con mantener la distancia y dispararle con las mejores armas que tengamos. Madre Miranda no se muestra especialmente agresiva en estos primeros compases del combate, así que no hay nada de que preocuparnos.

Cuando le hayamos hecho el daño suficiente, Madre Miranda se transformará en varias criaturas diferentes. La primera es una especie de araña gigante y la manera de luchar con ella no dista mucho de la fase anterior: mantenemos la distancia y disparamos a la cabeza. Sin embargo, cuando se transforme en una criatura alada y comience a sobrevolar el escenario debemos tener más cuidado, ya que sus ataques son más difíciles de esquivar.

En algún momento del combate, la habitación quedará completamente a oscuras y no veremos prácticamente nada. Debemos mantener la calma, prestar especial atención a cualquier efecto visual y ser muy rápidos para disparar a Madre Miranda en cuanto aparezca con la intención de lanzarse contra nosotros. En esta fase del combate, el que primero acierte a su rival gana el duelo.

Cuando se enciendan de nuevo las luces, la batalla entrará en su recta final. Por suerte, esta fase es la más sencilla de todas: vaciamos todos los cargadores contra ella hasta que seamos atrapados y lo único que podamos hacer sea apretar el gatillo; suficiente para acabar de una vez por todas por Madre Miranda.

Después de completar Resident Evil 8 Village

¡Enhorabuena! Hemos superado la historia Resident Evil 8 Village al completo. Es hora de ponernos cómodos y disfrutar de las escenas finales… y de alguna que otra sorpresa que veremos cuando acaben los créditos. El viaje ha sido intenso, pero la diversión no ha hecho más que empezar: es es el momento ideal para descubrir todo lo que nos espera tras completar el juego, el Modo Mercenarios, nuevas armas y, por supuesto, la munición infinita.