Resident Evil Village
Resident Evil Village

Presa de Resident Evil 8 Village al 100%; todos los coleccionables y secretos

Después de explorar por tercera vez la aldea en Resident Evil 8 Village, nos encaminamos hacia la Presa en busca de Moreau, una enorme bestia marina.

Seguimos con nuestra guía de la historia de Resident Evil 8 Village para PC, PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series X|S. Venimos de explorar la aldea por tercera vez, así que en esta nueva parte de la guía completa de Resident Evil 8 Village os contamos cómo llegar a la Presa, un lugar en el que nos esperan varios puzles, tesoros y una intensa batalla ante Moreau, el jefe final de la zona.

Guía Resident Evil 8 Village – Presa

Comenzamos dentro del molino y lo único que podemos hacer es bajar por la escalera de mano y atravesar un túnel hasta llegar a un ascensor que nos permite descender a una mina. Aunque hay varios caminos, el único por el que podemos avanzar es el que cuenta con raíles para vagonetas. Subimos por las escaleras y nos colamos por el hueco entre la casa y una columna de coral para ver una escena en la que recogemos un nuevo frasco.

Ahora debemos dar la vuelta por donde hemos venido para comprobar que el camino ha cambiado un poco y han aparecido estructuras viscosas por toda la zona. Avanzamos por el único camino posible hasta ver un túnel que lleva al exterior, aunque por ahora no vamos a ir por ahí. En su lugar, giramos a la derecha, subimos una escalera y giramos a la izquierda para destruir una estructura amarilla y crear un puente para cruzar y avanzar hasta llegar a una caverna en la que nos esperan varios enemigos junto a una cabaña; dentro de ella debemos recoger la llave de la barca que cuelga sobre una pared.

Volvemos por donde hemos venido y salimos al exterior. Veremos una cabaña en la que podemos recoger varios recursos, un par de enemigos y una barca; usamos la llave que acabamos de recoger para subirnos a ella y controlarla. Nos llevaremos un pequeño susto y veremos varios caminos posibles, pero todos están bloqueados (tampoco podemos abrir el cofre que hay a la izquierda) y lo único que debemos hacer es continuar en línea recta hasta alcanzar un pequeño embarcadero que nos permitirá volver a tierra firme. Por la derecha solo hay un tesoro de poco valor y unos cuantos peces, así que entramos a la tienda de campaña de color verde para ver una escena. Al recuperar el control estaremos de nuevo en el exterior.

Estaremos en un muelle y el enorme monstruo marino tratará de comernos, aunque por ahora no hay nada que temer; el camino es lineal y solo debemos avanzar hasta saltar a un saliente. Por la izquierda no hay nada, así que tomamos el camino de la derecha para acceder a una casa en la que veremos los controles de la presa. Como no hay electricidad, no podemos hacer nada todavía, pero al fondo encontraremos una sala con el Duque y una máquina para guardar partida.

Desde esta sala, giramos a la derecha y salimos de nuevo al exterior. A la derecha tenemos un medicamento dentro de un retrete, y a la izquierda una camioneta con un documento en su interior. A su lado hay un cofre con un tesoro, aunque el camino que debemos seguir es el que nos lleva a ese enorme molino. Antes de nada, lo rodeamos por su parte derecha para encontrar una cabra protectora al fondo. Ahora trataremos de accionar el molino, pero la palanca se romperá y lo único que podremos hacer será entrar por la puerta y bajar gracias a una escalera de mano.

Estamos en una zona con varias plataformas sobre el agua, el monstruo trata de embestirnos y solo podemos avanzar por un único camino posible. El objetivo es llegar hasta una estructura en ruinas que podemos derribar disparando a los postes amarillos. Al hacerlo, se creará una plataforma que nos permitirá cruzar hasta una cabaña; entramos, empujamos la vagoneta y nos dejamos caer hacia la siguiente plataforma. Desde esta o cualquier otra posición de la zona, debemos identificar una estructura de madera en mitad del lago, a lo lejos, para encontrar una de las cabras protectoras más difíciles de ver. En este enlace tienes toda la información.

Veremos varias palancas de colores que sirven para elevar puentes. Cuando lo hacemos, debemos tener en cuenta que solo tenemos unos segundos para cruzar por ellos, ya que acto seguido caerán de nuevo y el monstruo espera paciente a capturar a la presa del día. El primer tramo de puentes es lineal, así que nos centramos en accionar una palanca, cruzar y repetir el proceso hasta llegar a una casa con varios interruptores.

Ahora debemos enfrentarnos a un pequeño puzle. Tenemos tres interruptores de diferentes colores y cada uno de ellos levanta una sección del puente. El problema está en que cada uno cuenta con una duración distinta, así que de nada sirve elevarlos todos a la vez si no estudiamos antes cuánto tiempo se mantiene arriba cada uno. Debemos ser muy rápidos, tanto para accionar las palancas como para cruzar el puente a toda velocidad. El orden correcto es el siguiente: amarillo, azul y naranja.

Después de cruzar el puente veremos una pequeña plataforma con un barril amarillo; nos colocamos sobre ella y esperamos a que el monstruo pase por la zona. Entonces corremos por el único camino disponible hasta llegar al tejado de una casa. Pronto veremos una vagoneta que debemos empujar y cruzar sobre ella hasta alcanzar una cabaña. Aquí tenemos otra vagoneta más que debemos empujar para saltar sobre ella y cruzar el nuevo puente que hemos creado. Continuamos y subimos una escalera de mano, accionamos el mecanismo y nos tiramos hacia el barco. Destrozamos el muro viscoso y entramos en el molino.

Disparamos al candado para que caiga la escalera, subimos por ella y recogemos la manivela del mecanismo después de girar el molino. Rodeamos la estructura hasta ver una nueva escalera de mano, subimos por ella y nos tiramos por la tirolina hasta caer en el primer molino que vimos anteriormente. Como hemos recogido la manivela, ahora podemos accionar el mecanismo y girarlo para que quede alineado con el anterior. Con esto hemos conseguido devolver la electricidad a la presa, así que ya sabemos lo que toca.

Volvemos a los controles de la presa por el único camino disponible. Tenemos que resolver un puzle basado en interruptores de colores. La solución es muy sencilla, pero debemos tener en cuenta que el documento que nos sirve de orientación no está colocado correctamente y puede dar lugar a confusión. Podemos inspeccionarlo para girarlo hasta que la bombilla apagada se alinee con la del panel, aunque es más rápido encender y apagar todas las luces para dejarlas como en la siguiente imagen.

Una vez accionemos la palanca habremos drenado la presa. Ta podemos pescar al monstruo, así que lo primero es darnos la vuelta y guardar partida. Salimos por la puerta junto a los controles de la presa para ver a la criatura caminar sobre tierra firme. Avanzamos por el único camino posible hasta entrar en una cabaña, recogemos varios recursos, un documento del cajón y nos dejamos caer por el saliente. Ha llegado el momento de enfrentarnos a Moreau, el jefe final de la presa.

Jefe Final – Moreau

No debemos asustarnos por su tamaño, porque se trata de un jefe bastante asequible. En esta primera fase de la batalla, lo único que debemos hacer es dispararle con la escopeta (el rifle también puede ser útil). Cuando le hayamos hecho el daño suficiente, dará un enorme salto para situarse sobre los tejados. En ese momento debemos correr hacia cualquiera de lascornisas interiores para resguardarnos de la lluvia ácida.

Cuando cese la tormenta, veremos que ha aparecido un muro viscoso. Lo destruimos a tiros y avanzamos hasta que Moreau salte de nuevo con la intención de atacarnos. Esta es la segunda y última fase del combate; funciona prácticamente igual que la anterior y bastará con mantener un poco de distancia y dedicarnos a disparar a su boca con nuestra querida escopeta. Al cabo de unos segundos, Moreau será historia.

Cosas que hacer después de la batalla

El jefe ha sido derrotado, pero esta sección de la historia no termina aquí. Desde esta misma posición, avanzamos por el único camino disponible hasta llegar a esa habitación en la que recogimos el frasco nada más llegar a la mina. Al margen de leer un documento, en este lugar conseguimos la nueva versión de la llave alada, justo antes de ver una escena. En teoría ya podemos volver a la aldea, pero antes vamos a hacer un par de cosas y así evitamos tener que regresar a la Presa más adelante.

Abrimos la puerta usando la nueva llave, y en lugar de tomar el ascensor que nos permite alcanzar la salida, vamos a salir al exterior. Concretamente, a la zona en la que estaba la barca. Como ahora no hay agua, habrá aparecido un nuevo camino. Pasamos por el interior de un molino en ruinas para encontrar una cabra protectora.

Ahora sí, volvemos y usamos el ascensor de la mina para llegar al comienzo de la zona. A la derecha veremos una puerta mecánica que podemos abrir gracias a la manivela. Llegaremos a una nueva zona con varios caminos: a la izquierda encontramos un santuario con la bola que nos permite resolver el laberinto situado al lado del molino (podemos ir ahora mismo a por la recompensa), y a la derecha un camino que nos permite acceder al cofre del tesoro de Moreau y conseguir el Revólver M1851 Wolfsbane, dentro de una cabaña cerrada a la que podemos entrar a través de una grieta situada en su parte trasera. Aparecerá un hombre lobo al que debemos derrotar.

Damos por finalizada la parte de la Presa. En resumen, hemos conseguido el tercer frasco, hemos derrotado al tercer jefe final y hemos abierto el cofre de la zona. Nuestro objetivo es volver a la aldea, así que continuamos nuestra guía en el Fuerte y sus inmediaciones.