Resident Evil Village
Resident Evil Village

Cómo derrotar a Heisenberg en Resident Evil 8 Village

Te ayudamos a matar a Heisenberg en Resident Evil 8 Village en PC, PS5, PS4 y Xbox. Sobrevive al jefe final de la fábrica con los mejores consejos.

Después de acabar con Moreau, el siguiente objetivo es Karl Heisenberg, uno de los villanos más carismáticos del juego. A diferencia de otros de sus compañeros, sus planes parecen más ambiciosos que el simple deseo de matar a Ethan Winters. Pero poco importan sus motivaciones; si has explorado su fábrica es porque estás deseando acabar con él. En esta sección de nuestra guía te ayudamos a salir victorioso de la batalla.

Cómo vencer a Heisenberg paso a paso

Se trata de un combate diferente al de otros que has visto hasta ahora, ya que luchas a bordo de una especie de vehículo militar. Una vez te pones a sus mandos, puedes aprovechar para familiarizarte con los controles antes de destruir la puerta del ascensor que da paso al inicio de la batalla. El movimiento es libre —aunque algo lento— y debes tener en cuenta los siguientes movimientos.

  • Con L1 (PS5, PS4) y LB (Xbox) puedes bloquear ataques físicos.
  • Con L2 (PS5, PS4) y LT (Xbox) disparas el camón pesado.
  • Con R2 (PS5, PS4) y RT (Xbox) disparas la ametralladora.

Se podría decir que estás ante un duelo máquina vs máquina, así que no dudes en usar toda tu artillería sin perder un solo segundo. Eso sí, ten en cuenta que el cañón pesado necesita ser recargado durante aproximadamente 20 segundos después de ser disparado, así que no abuses de él. En cualquier caso, en la primera fase del combate solo podemos darte un consejo: dispara como si no hubiese mañana y bloquea cuando veas a Heisenberg lanzarse a por ti.

A poco que le hagas el daño suficiente, verás que aparecen varias bombillas rojas en su cuerpo, idénticas a esas que has destruido por decenas durante tu viaje a lo largo y ancho de la fábrica. En este momento, lo ideal es dispararle con el cañón pesado, pues el radio del impacto hará más fácil que las bombillas queden destruidas en un abrir y cerrar de ojos.

Verás que de su cuerpo brota un enorme brazo mecánico, que enseguida os cogerá con su pinza. No te asustes, porque es un proceso prácticamente automatizado; dispara sin dudar y en un par de segundos estarás de nuevo en el suelo, aunque habrás perdido el vehículo y pasarás a luchar a pie. Por suerte, esta fase de la pelea apenas consiste en usar tus armas más potentes mientras mantienes la distancia.

Heisenberg tiene muy poca salud, así que en cuanto le hagas un poco de daño entrarás en la recta final del combate. La bestia —más bien máquina— desatará un tornado de chatarra y te engullirá dentro del mismo, pero la suerte hará que acabes enganchado a tu querido vehículo de guerra, que casualmente también está flotando en mitad de la tormenta. Y no solo eso; estarás directamente a los mandos de sus controles, preparado para apuntar a su cabeza el cañón pesado. Aprieta el gatillo y todo habrá acabado.

Has acabado con el cuarto y último lugarteniente, así que ya tienes el camino libre para completar el juego, aunque para ello tendrás que superar el tramo final en busca de la guarida de Madre Miranda. En el siguiente enlace aprenderás a matarla muy fácilmente. Y no solo eso: cuando lo hagas podrás acceder a extras como la munición infinita y el Modo Mercenarios, entre otros.