Resident Evil Village
Resident Evil Village

Aldea (1ª visita) de Resident Evil 8 Village al 100%; todos los coleccionables y secretos

Exploramos la aldea en Resident Evil 8 Village. Se trata de un lugar extenso y repleto de caminos al que llegamos después de hablar con una extraña anciana.

Seguimos con nuestra guía de la historia de Resident Evil 8 Village para PC, PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series X|S. Una anciana con aspecto de bruja nos ha guiado durante nuestra llegada a la aldea, así que vamos a explorarla tranquilamente. En esta sección de nuestra guía completa de Resident Evil 8 Village exploramos el pueblo durante nuestra primera visita, conocemos a nuevos personajes y recogemos algún que otro objeto clave.

Guía Resident Evil 8 Village – Aldea (1ª visita)

Desde el punto en el que comenzamos, a la izquierda podemos entrar en una pequeña casa para recoger un documento y algunos recursos. Ahora continuamos hacia la plaza principal. Veremos muchos caminos y un escenario enorme, pero por ahora no debemos preocuparnos, ya que apenas podemos hacer nada en la zona por ahora. Si miramos el escudo de la estatua en mitad de la plaza podemos disparar al punto brillante para recoger un tesoro.

En el santuario que vemos a su lado encontramos la primera cabra protectora del juego, junto a un documento que nos informa sobre las mismas. Se trata de un tipo de coleccionable que iremos recogiendo durante toda la aventura, están muy bien escondidas y la mejor manera de identificarlas es prestar atención al sonido que emiten al balancear su cabeza. Debemos destruirlas para recogerlas. Además, sobre el tejado de la iglesia hay otra cabra más.

Hecho esto, no hacemos caso a la enorme puerta con grabados que hay al frente y giramos a la derecha hacia la iglesia. En su interior, nada más entrar recogemos el emblema sobre el altar, echamos un vistazo a los cuadros de la pared para recoger un tesoro y lo más importante, la máquina de escribir, que a partir de ahora nos permitirá guardar partida de forma manual.

El siguiente paso consiste en rodear la iglesia hasta encontrar una rampa que desciende hasta una especie de plantación de trigo. Es una zona extensa con un par de casas situadas en la parte izquierda, en las que podemos recoger algunos recursos. Además, en el extremo noroeste del mapa encontramos otra cabra protectora situada sobre una cornisa.

Tras destruirla, nos encaminamos hacia el camino principal, lugar en el que aparecerán varios enemigos que estaban escondidos entre las plantas. No suponen un gran problema, así que los abatimos fácilmente y entramos en la única casa disponible, en la que veremos un par de escenas y conoceremos a nuevos personajes. Una vez acabe, salimos por la ventana a la zona trasera de la casa y subimos por una caja con la intención de saltar una muralla en ruinas.

Lo primero es abrir la verja para que los personajes que acabamos de conocer puedan entrar. Entonces, nos acercamos a la puerta de esta nueva casa para ver una nueva escena. Tras recuperar el control, podemos leer un par de documentos y guardar partida en una nueva máquina de escribir. Seguimos por el único pasillo disponible y presenciamos varias escenas más.

Cuando acaben, estaremos junto a una camioneta con una mujer. Debemos ir al fondo de la zona hasta llegar a la cocina y abrir un par de cajones. En uno hay Lei (dinero) y en otro está la llave de la camioneta, objeto que debemos inspeccionar para descubrir que también incluye un destornillador. Entonces volvemos al vehículo y lo accionamos para ver más escenas.

Las cosas se han puesto feas, y lo único que podemos hacer es subir al ático, ver otra escena y saltar por la ventana para volver al exterior. Usamos el destornillador en el santuario para conseguir el segundo emblema y abrimos de nuevo la verja para volver a la zona del trigo. Presenciaremos una escena reveladora y nuestro objetivo será volver a la plaza principal de la aldea.

Ahora sí, ha llegado el momento de insertar ambos emblemas en la puerta con grabados. Debemos girarlos un poco hasta formar el dibujo correcto para que se abra, es muy sencillo. Entramos y avanzamos por el único camino posible hasta llegar a una especie de bodega en la que tenemos que interactuar con una palanca sobre la pared… Aunque tendrá lugar una intensa escena y acabaremos en un nuevo lugar.

Una vez recuperemos el control, veremos que nuestras manos están encadenadas y solo podemos hacer una cosa: correr. Hacemos lo propio por el único camino posible hasta llegar a una caverna en la que un rodillo con estacas comenzará a girar hacia nosotros. Si nos damos la vuelta visualizaremos un pequeño hueco en la pared que nos permite salvarnos en el último momento.

Por fin somos libres. Avanzamos en línea recta hasta llegar de nuevo al lugar en el que hace unos minutos queríamos accionar una palanca. Lo hacemos y salimos al exterior. Estamos en los viñedos y lo único que debemos hacer es acercarnos al extremo derecho del mapa para encontrar otra cabra protectora más, situada junto a un árbol al lado de los espantapájaros.

Seguimos unos metros hasta encontrarnos con un nuevo personaje: el Duque. Este inconfundible hombre es el mercader del juego, lo veremos muchas veces en otros lugares y nos ofrece sus servicios como vendedor, experto en mejorar armas y, además, también nos ofrecerá una cantidad justa de Lei por los tesoros que hayamos encontrado durante nuestro viaje.

Podemos aprovechar para comprar alguna mejora, vender lo que no necesitemos y echar un vistazo a su inventario. Entonces, avanzamos hacia la puerta que tenemos delante y entramos. Ha llegado el momento de conocer a una señora a la que todos tenemos ganas de ver. Continuamos nuestra guía en el Castillo Dimitrescu. Sí, es justo lo que estáis pensando: vamos a conocer a Lady Dimitrescu.