Dark Souls II, guía completa - Puerta del Rey

¿Cansado de morir una y otra vez? Si estás perdido y abrumado, y no sabes cómo seguir tu aventura, no desesperes valiente guerrero. En nuestra guía de Dark Souls II encontrarás toda la ayuda que necesitas para sobrevivir a la oscuridad.

PUERTA DEL REY

Canciller Wellager

Una vez hayas descansao en la Puerta del Rey, ya podemos comenzar a explorar el Castillo. El primer viaje que te puede interesar es visitar al Canciller Wellager. Se trata del fantasma que guarda la puerta del Castillo. Regresa a la entrada y lo encontrarás en mitad de las escaleras.

Cámara Olvidada

Justo a la derecha de la hoguera verás una sala con varias puertas y estatuas arrodilladas frente a ellas. Para abrir las puertas, debes matar un enemigo en frente. Si te fijas en el fondo, verás dos estatuas que se iluminarán si sacrificas un alma al lado. Te ayudarán proporcionando algo de luz a la estancia.

Como ves hay muchas puertas, ten cuidado porque algunas esconden Centinelas (los recordarás como los tres jefes de la Fortaleza Perdida). Las dos únicas importantes son la primera de la derecha (es el camino a seguir) y la última de la izquierda (lleva a la hoguera de Drangleic Inferior).

Toma la primera de la derecha y sigue las escaleras, sin miedo porque no hay enemigos, hasta llegar al charco de óxido. Si quieres coger los tesoros, quita todo tu equipo y cruza el óxido sin problemas. Coge el tesoro que hay al pie de las escaleras y el cofre del final.

Sigue ascendiendo hasta salir de nuevo al exterior y llegarás a la habitación del veneno (la reconocerás por las máscaras de la pared). Cuidado al pasar porque te escupen veneno. Lo mejor es cruzar con dos volteretas rápidas hasta la puerta, también puedes protegerte con el escudo.

Sube de nuevo unas escaleras y llegarás a otra sala con varios caballeros y un cuadro al que no debes acercarte si no quieres sufrir maldición. Encárgate de los caballeros y sal de nuevo al exterior. Comienza a subir las escaleras y serás invadido por un espectro oscuro. Retrocede y lucha con él dentro del castillo para evitar a los ballesteros apostados en la muralla.

Cuando sea seguro avanzar, sube las escaleras y mata a los dos ballesteros. Justo al final de la escaleras, a la izquierda hay otra escalera que baja hasta la hoguera. Mata al ballestero que espera abajo y luego coge el tesoro que está al borde de la cornisa. Por último pasa la mano por la pared para encontrar el muro secreto que lleva a la Cámara Olvidada.