Dark Souls II, guía completa - Boca del Desfiladero Negro

¿Cansado de morir una y otra vez? Si estás perdido y abrumado, y no sabes cómo seguir tu aventura, no desesperes valiente guerrero. En nuestra guía de Dark Souls II encontrarás toda la ayuda que necesitas para sobrevivir a la oscuridad.

BOCA DEL DESFILADERO NEGRO

Camino a la Cámara Oculta

En lo más hondo de las Alcantarillas discurre el Desfiladero Negro, en cuyas entrañas se esconde El Podrido. Pero el Desfiladero Negro guarda aún más secretos, en la más oscura profunidad del abismo. Vamos a partir primero hacia la siguiente hoguera.

Sal de la boca del desfiladero y verás que sólo hay un camino posible, desciende hacia la izquierda iluminado por el mortecino brillo del veneno adherido a las paredes. Ten cuidado con las hileras de estatuas (las puedes ir destruyendo, pero vigila la durabilidad del equipo).

Otro de los grandes peligros de la zona son los charcos oscuros, si te acercas demasiado puedes morir devorado al instante. Puedes aprovechar el fuego para luchar contra estas criaturas. Avanza un tramo más y verás unos huecos en la pared de la izquierda de donde salen unas serpientes.

Como ves, esta es una zona bastante caótica. Si quieres evitar conflictos, lo más recomendable es cruzar corriendo ignorando todo tipo de enemigos. Corre hacia la segunda esplanada de charcos y no te detengas hasta llegar a la pared del final. Ve pegado a ella hacia la derecha hasta llegar al borde del abismo.

Si te fijas bien, verás un sendero que discurre paralelo al borde. Síguelo y llegarás a la segunda hoguera del Desfiladero, escondida en una cámara a la izquierda. Desde aquí puedes tomar un respiro antes de ir a por El Podrido.

La Tumba de los Gigantes

El segundo camino importante desde la Boca del Desfiladero baja aún más abajo, hasta la tumba de los gigantes. Avanza hasta el punto donde salen los dos gusanos de la pared. Desde ahí, fijate en el borde del acantilado y verás una plataforma debajo. Déjate caer y te encontrarás frente a una puerta cerrada.

La llave está un poco más abajo. Sigue el extremo más alejado de la puerta y verás que hay otro saliente debajo. Déjate caer y desde ahí, baja a la plataforma que hay debajo. Una gruta se abre ante ti y en el fondo, dos gigantes custodian la Llave Olvidada.

Derrotarlos no es fácil, intenta utilizar un hechizo potente que dañe a los dos. Luego céntrate en acabar primero con uno antes de enfrentarte al segundo. Cuando te alces con la victoria, recibirás la llave olvidada y un alma de gigante (que sirve para hacer más daño al Rey Vendrick).

Antes de abandonar la zona, explora la cámara para abrir el cofre del tesoro y encontrar el ascensor que te lleva arriba (sí, es una jaula opresiva y tienes que jugártela para entrar). Una vez arriba, vuelve a descender por el mismo camino y utiliza la llave para abrir la puerta. Dentro encontrarás una de las entradas al Juramento de los Peregrinos de la Oscuridad.

¿Recomendáis Horizon Zero Dawn y su expansión?

Está tirado ahora mismo en su edición completa, tanto en la Store (15 euros), como en Amazon en físico (18 euros).   Tengo que decir que el último juego de mundo abierto que he jugado ha sido RDR2 y por momentos se me ha hecho pesado, siempre me ha gustado este género y he disfrutado mucho...