Dark Souls II, guía completa - Bosques Sombríos

¿Cansado de morir una y otra vez? Si estás perdido y abrumado, y no sabes cómo seguir tu aventura, no desesperes valiente guerrero. En nuestra guía de Dark Souls II encontrarás toda la ayuda que necesitas para sobrevivir a la oscuridad.

BOSQUES SOMBRÍOS

Escoprión Tark (NPC)

Desde la hoguera, sigue todo recto el “pasillo” hasta el final. Cuando los primeros minotauros caminen hacia ti, ve a la izquierda y entra e una casa ruinosa. Baja las escaleras y sal por la otra puerta. Aquí está el escorpión que te ayudará a vencer a Najka la escorpión, siempre y cuando, lleves equipado el anillo de susurros. De otra manera, el escorpión no te dirá ni una palabra.

Herrera cuervo

Para liberar a Ornifex, primero debes hacerte con una llave. Desde la hoguera, mira a la derecha y verás un minotauro petrificado en el camino de la derecha. Acércate a él y utiliza una rama de antaño fragante. Tras derrotarlo, recoge la llave y ve a la hoguera de nuevo.

Recorre el pasillo hasta estar de nuevo en la pradera de los minotauros. Ve a la derecha y déjate caer por el “agujero-trampa” del suelo. Cuidado con el óxido naranja porque romperás el equipo en pocos segundos. Inspecciona las habitaciones, la herrera está en una de ellas.

Pacto de la oscuridad

Desde el sapo gigante, sigue a la derecha hasta dejar unas ruinas de piedra a la izquierda. Camina un poco más y, tras dejar atrás al último minotauro, busca unos listones de madera en el suelo y déjate caer por ellos. Encontrarás a Grandahl, tu guía en el pacto de la Oscuridad.

Najka la escorpión

Para llegar a Najka la escorpión, toma el camino que hay en las ruinas de la izquierda, justo antes de llegar al Pacto de la Oscuridad (apartado anterior). Antes de cruzar la niebla, puedes invocar a Tark el escorpión, siempre y cuando hayas hablado con él anteriormente.

No cabe duda que la inestimable ayuda del NPC será muy importante para el resultado de la pelea. En primer lugar, cuando entres intenta esconderte tras uno de los árboles hasta que los proyectiles mágicos se hayan disparado. Acércate a ella y obliga a que salga de la arena.

Una vez en la superficie, debes tener cuidado sobre todo con sus dos colas. Si intenta golpearte de lado, puedes quedarte en su costado y aprovechar el hueco que deja la cola durante el ataque. Si el golpeo es vertical, échate a un lado y espera a que las colas queden semi-enterradas en la arena.

Cuando se oculte bajo la arena, empieza a correr y no dejes de hacerlo hasta que vuelva a la superficie. Puedes seguir el rastro de tu enemigo mediante la estela que produce el movimiento. Por último, intenta ir bien protegido frente a la magia para no sufrir grandes daños con sus proyectiles.