Assassin's Creed: La Hermandad
Assassin's Creed: La Hermandad

Assassin's Creed: La Hermandad, guía completa - Gremio de asesinos

Libera a Roma de la tirania de los Borgia.

GREMIO DE ASESINOS

Recompensa: Espada de Altair

Puedes acceder a los encargos de asesinato desde los palomares. Además, el gremio de asesinos te propone superar varios retos que puedes ver en el tablón del gremio. Si consigues completarlos todos desbloquearás como recompensa la espada de Altair. Puedes ver tus progresos en la pared del escondite de Ezio en Isla Tiberina.

Estos son todos los encargos de asesinato disponibles en Assassin's Creed: La hermandad:

- Dos son compañía (Secuencia 3).

Dirígete a los puntos señalados en el mapa y asesina a los objetivos con la hoja oculta. Tan simple como eso.

- Corrección táctica (Secuencia 3).

Monta en tu caballo y cabalga hasta el objetivo. Cuando te aproximes, selecciona la hoja oculta y salta sobre tu rival. Mátalo y huye con su caballo de la zona. Debes hacerlo todo en menos de 2 minutos para lograr la sincronización perfecta.

- Y tres son multitud (Secuencia 3).

De nuevo tienes que completar la misión en menos de 2 minutos para conseguir la sincronización. Asegúrate de llevar la ballesta cargada antes de comenzar la misión. Trepa a los tejados y utiliza la ballesta para acabar con los objetivos. Comienza por los dos primeros y luego vete a por el que está más alejado. También puedes enviar a tus asesinos a hacer el trabajo.

- La mala cosecha (Secuencia 3).

Llama a tu caballo y dirígete a la zona señalada en el mapa. Activa la vista de águila para reconocer a los objetivos. Después sólo tienes que cabalgar junto a ellos y asesinarlos con la hoja oculta. Salta de caballo en caballo hasta eliminarlos a todos.

- Los tres amigos (Secuencia 5).

Debes eliminar a tres objetivos con la hoja oculta para lograr la sincronización. Para acabar con el primero, puedes correr rápido hacia él y utilizar una bomba de humo. El segundo te espera cerca de unos establos, escóndete en el pozo que hay detrás y espera a que pase para acabar con él. El último es el más fácil de todos, acércate por detrás y asesínalo con la hoja.

- Envío de cartas (Secuencia 5).

Tienes que acabar con los dos objetivos antes de que termine la cuenta atrás. Es fácil si tienes a todos tus asesinos disponibles. Acércate a los objetivos y envía una lluvia de flechas para acabar con ellos. Sino puedes utilizar bombas de humo para neutralizarlos.

- El mercader de Roma (Secuencia 5).

El mercader se encuentra en una zona muy bien custodiada por los guardias. Utiliza a tus asesinos para despejar la entrada y luego ocúpate del objetivo con un arma a distancia antes de que huya.

- Portador de malas noticias (Secuencia 5).

Para conseguir la sincronización, debes acabar con los ágiles que hay en los dos grupos. Puedes proceder de la siguiente manera. Desde el tejado, acaba con el primer grupo utilizando la lluvia de flechas de tus asesinos. Después salta sobre el segundo grupo y lanza una bomba de humo para evitar que huyan. Mata primero al ágil y después asesina a los brutos.

- Dar la vuelta a las tornas (Secuencia 8).

Dirígete a la zona indicada y ocúpate de los objetivos. Para conseguir la sincronización completa debes desarmar a los objetivos y asesinarlos con sus propias armas. Afronta el combate desarmado y contraataca cuando te vayan a golpear. Puedes provocar a los enemigos para forzar su ataque.

- Brutos y modalidades (Secuencia 8).

De nuevo debes utilizar una lluvia de flechas para liquidar a los objetivos. Asegúrate de tener a tus asesinos disponibles cuando te acerques a los brutos y acaba con ellos de un solo golpe.

- La graduación (Secuencia 8).

Infíltrate en el castillo de Sant' Angelo y sube al tejado. Los objetivos se encuentran en el suelo, así que puedes acabar con ellos sin problemas utilizando armas a distancia. Si utilizar dardos envenenados evitarás llamar la atención. Si los guardias te localizan, envía a tus aprendices para mantenerlos ocupados.

- Un pecado capital (Secuencia 8).

Debes eliminar al cardenal sin ser detectado. Puedes entrar en el Vaticano cruzando el río, después mézclate con la gente para evitar que te detecten. Cuando llegues a la zona señalada, trepa al tejado y activa la vista de águila para localizar al objetivo. Por último acaba con él con la ballesta antes de que escape.

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...