Assassin's Creed: La Hermandad
Assassin's Creed: La Hermandad

Assassin's Creed: La Hermandad, guía completa - Agente doble

Libera a Roma de la tirania de los Borgia.

SECUENCIA 3

En esta secuencia deberás ayudar a restaurar los tres gremios de la ciudad: Cortesanas, mercenarios y ladrones. Puedes completar las misiones en el orden que prefieras.

Agente doble

Sinc 100%: Debes evitar que te descubran mientras vuelves con el Zorro. Para ello sólo tienes que mezclarte entro los grupos de ciudadanos. Evita acercarte a la torre Borgia y a los soldados.

El primer objetivo de esta misión es liberar a uno de los hombres del Zorro que está a punto de ser ejecutado. Utiliza armas a distancia para liquidarlos o enfréntate ellos en un combate cuerpo a cuerpo. A continuación debes escoltar al chico hasta su padre. Sal a la calle y mézclate con la gente para llegar al punto señalado. Hay un grupo de guardias junto a la muralla, evita correr cuando pases junto a ellos y podrás llegar a la marca sin ser detectado.

Ahora debes librarte del nivel de notoriedad. El indicador rojo de la esquina superior izquierda indica que los guardias te están buscando. Esto significa que el medidor de detección que aparece sobre sus cabezas se llenará mucho más rápido cuando te vean y se acercarán a Ezio para investigar.

Para vaciar el nivel de notoriedad tienes varias opciones. La más sencilla es arrancar los carteles de 'se busca', lo que eliminará el 25% del indicador. Otra opción es sobornar a los heraldos con 500 florines para reducir la mitad del nivel de notoriedad. La última opción, y la más práctica, consiste en asesinar a los oficiales Borgia. Los reconocerás por la diana que tienen encima y reduce el indicador un 75%.

Por último, regresa a la 'Zorra adormilada' y habla con el arquitecto para restaurar el gremio de los ladrones.

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...