007: The World is not enough
007: The World is not enough

The World is not enough - Mision 11 - Turncoat

Antes de que la moda por los agentes secretos y los simuladores de espionaje se elevara como la espuma y dejara huella entre los millones de usuarios consoleros, había un hombre solitario enfrentado a toda una corporación de conspiradores, el único que prefería antes una trozo de trapo bañado en éter para adormecer a traición a todos los guardias merodeadores de una zona, que disparar como un descosido ayudado por una AR-90 semiautomática con ráfagas de 15 balas entre descarga.

Misión 11> Turncoat

A: Pursue Bullion - don't let him get away.
B: Rescue the hostages.
C: Christmas must survive.
D: Avoid innocent casualties.

Buillion hizo estallar una bomba cerca de mi posición, y yo, lejos de querer cumplir la misión, fui en su caza por mi propio orgullo. Comencé las andadas en las calles de Istanbul, viendo como el fugitivio doblaba la esquina, así que le seguí hasta la extenuación. Antes de girar nuevamente a la derecha, habían unas escaleras y una pasarela que llevaban a un chaleco antibalas, solo que decidí cogerlo en caso de que fuera sobrado de tiempo. Avancé unos metros más entre dos coches, donde un hombre armado con una Magnum me ataco irrevocablemente, aspecto que me obligo a usar mi reloj, electrocutarle, y coger prestada su arma. Ahora, con ella en ristre, seguí por el callejón anexo a ese área, pasando por delante de unos jardines y puertas enormes, y después, rozando contendedores para las obras al lado de dos enemigos, y unas cuantas columnas de caliz circular. Al final de todo, salió una mujer rubia y en paños menores a la que rescaté disparando a su perseguidor.

Entré en ese momento por un edificio repleto de escaleras y pintado muy austeramente. Dentro me hallé en posición de disparo de hasta 4 esbirros que protegían al escapado de piel morena. Acercándome al que tenía en línea recta, corrí hacia la derecha justo antes de topar con su cadáver, poniendome así, un chaleco antibalas.