Final Fantasy XIII
Final Fantasy XIII

Final Fantasy XIII, guía completa

Te ayudamos a descubrir la aventura de los Elegidos.

Tras eliminar a los enemigos que se interponen en nuestro camino (esta vez no nos quedará más remedio que luchar contra el Turborreactor), nos hacemos con un vapor de éter (que debemos cuidar como oro en paño) y finalmente pasamos a librar el combate con el que se cierra este capítulo.

Yu Jin Xiang: Este antagonista nos pondrá las cosas difíciles si no hemos actualizado como es debido el Cristarium, al menos en lo que se corresponde a las habilidades físicas (vitalidad, fuerza, etc.). La formación Sublimación es la que mejor encaja en este caso, ya que básicamente no tenemos otro remedio que utilizar a Hope como nexo entre los ataques de Lightning, los estados alterados (escudo) y los de sanación.

Es fundamental cambiar rápidamente de formación para evitar que la vitalidad de Lightning decaiga, viéndonos obligados a repetir el combate. Lo mejor: fustigarle en su primera etapa con las magias de cancelación y una unión castigador/fulminador que aumentará la barra de cadena.

Cuando le hayamos infringido daño suficiente sus ataques se tornarán considerablemente más poderosos, cambiando sus puntos débiles en el peor momento posible. La formación que más nos interesa en este estado es simplemente la de castigador/sanador cambiando de estado a Hope para aumentar la barra de combos.

Es necesario armarse de paciencia ya que este enemigo, como tantos otros que nos abordarán en el futuro, hace gala de una ridícula cantidad de puntos de vitalidad que nos hará sudar la gota gorda para vencerle. Con un poco de suerte no tendremos problemas para obtener las cinco estrellas al finalizar el combate, obteniendo un nuevo aumento del Cristarium y varios objetos de valor a su término.

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...