Final Fantasy XIII
Final Fantasy XIII

Final Fantasy XIII, guía completa - Capítulo 5

Te ayudamos a descubrir la aventura de los Elegidos.

Capítulo 5: Bosque de Gapra

Este capítulo nos permite tomar un pequeño descanso en cuanto a las dificultades que vivíamos en episodios anteriores. No sólo es más corto, sino también relativamente más sencillo de cara a ser terminado.

Comenzamos en la zona de regulación con el objetivo de dirigirnos al campo de pruebas que se sitúa en lo alto del mapa. Por el camino tenemos acceso a varios tesoros, tres en total, y a una buena ristra de enemigos entre los que destacan los Bégimos y las Orugas. No obstante, de momento nos podemos conformar con unidades que vencemos con facilidad siempre y cuando hayamos desarrollado el Cristarium previamente. No descuidemos en ningún momento este apartado en el que nos interesa centrar la atención en un rol concreto por cada personaje. De momento nos limitamos a superar a los enemigos hasta que accedemos al ascensor. En la rueda dentada que aparece en el mapa encontramos el primer tesoro, un antídoto (x3) que nos será realmente útil más adelante.

Tras acceder a la Terminal de Servicio y guardar la partida, sin olvidar el pertinente vistazo a las tiendas (que se han actualizado varias veces llegados a este punto con materiales para la herrería, donde actualizamos nuestras armas), activamos los interruptores que aparecen por la zona hasta que accedemos a la zona de láseres (campo de pruebas), donde es menester derrotar a los enemigos que aparecen por la zona para desactivar las franjas de protección. Los huargos plateados infringen veneno, por lo que es buena idea tomar buena cuenta de los antídotos que acabamos de obtener. Vencerles es cuestión de paciencia durante los primeros compases; luego es un paseo triunfal en el que no deberían suponer problema alguno.

Terminamos con este mapa y pasamos a la siguiente sección, en la que afortunadamente tenemos más campo para explorar y no debemos molestarnos en hacer frente única y exclusivamente a los temibles bégimos que, como explicábamos anteriormente, configuran el enemigo más temible de este sector. Vamos en línea recta hasta encontrar el primer tesoro, un Colgante Estrella, guardamos partida y seguimos hacia nuestro próximo objetivo haciendo frente a las orugas. En el campo de maniobras N hacemos frente al vispardón, obtenemos un nuevo tesoro (cabina férrica).

Llegamos hasta la Zona de Control Ambiental, aumentamos los puntos de cristal que hemos obtenido hasta el momento y nos preparamos para hacer frente a un bégimo que esconde tras de sí un suculento tesoro: 1.500 monedas. Hemos de explorar bien la zona dado que el tesoro esta semi-oculto. El enemigo, sin embargo, se ve con total facilidad.

Un poco más arriba, en la zona de la derecha, nos deshacemos de los enemigos y obtenemos algunos aceites aromáticos en el tesoro. Al lado izquierdo, donde nos veremos obligados a librar alguna que otra batalla, encontramos un utilísimo Amuleto de Defensa que nos vendrá como anillo al dedo para los enfrentamientos que están por llegar. Lo siguiente que viene es el punto objetivo para alcanzar una nueva Terminal de Servicio ya en el complejo armamentístico.

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...