Final Fantasy XIII
Final Fantasy XIII

Final Fantasy XIII, guía completa - Capítulo 10

Te ayudamos a descubrir la aventura de los Elegidos.

Capitulo 10: Quinta Arca

Las cosas comienzan a complicarse ahora que tenemos prácticamente todas las herramientas de juego de nuestra mano. Comenzamos en otra mazmorra en la que vemos a nuestros compañeros pululando por la zona. Podemos hablar con ellos para escuchar sus reacciones ante lo que ha venido sucediendo durante la aventura o simplemente ir directamente al fondo del túnel para guardar la partida y desaparecer a continuación en la espesa llanura de enemigos que nos aguarda de aquí en adelante.

A diferencia de otros escenarios, aquí debemos tener más en cuenta la capacidad de ataque de los enemigos ante los que nos enfrentamos (especialmente de los jenízaros) que de los tesoros, que a diferencia de otros mapas no abundan. De hecho hemos de franquear la primera zona del mapa, pasando por la terminal de servicio, hasta acceder al primero de ellos (amuleto de héroe). Cuando entramos en la zona del Nártex entramos en el cuarto que se sale de la senda a mano izquierda para encontrar una carcasa de bum (x8) que nos será de utilidad para mejorar los recursos de nuestras armas/accesorios. Seguimos avanzando, hacemos frente a los enemigos del siguiente pasillo y finalmente guardamos partida en la siguiente terminal.

La nave inferior está plagada de enemigos de bastante poderío (especialmente en forma de flanes). Por aquí, al igual que tendremos ocasión de comprobar más adelante, es interesante gastar el tiempo combatiendo para obtener puntos de cristal, ya que es una zona que se presta a los ataques por sorpresa con ganancia considerable de experiencia. En cualquier caso a mano izquierda, en la segunda bifurcación encontramos otro tesoro (amuleto de mago), mientras que si tomamos el sendero de la derecha obtenemos un aceite medicinal (x10). Seguimos recto hasta merodear nuestro punto objetivo, accedemos al último tesoro del mapa (ajorca iridiscente).

Desde la nave inferior accedemos al crucero elevado. De nuevo hemos de hacer frente a una variedad considerable de enemigos, entre los que destacan los skatene y los stikini. No es fácil realizar un ataque por sorpresa aunque basta con maximizar la cadencia de ataque para que caigan en un práctico aturdimiento que les lleva a fallecer después de pocos golpes. Seguimos hacia la izquierda para obtener un tesoro (600 monedas) y luego seguimos el sendero en línea recta teniendo mucho cuidado de superar a los berserkers, enemigos duros pero no tanto como podríamos presuponer por su envergadura. Una vez obtenemos el último tesoro del mapeado y hemos eliminado a los guardianes de la zona(dos fulminadores, castigador, cambiando al sanador como hemos hecho hasta ahora frente a los enemigos acorazados), tomamos rumbo al ascensor.

En el siguiente mapa nos espera básicamente más de lo mismo. Es la previa a otro combate bastante duro. Miramos al lado derecho de la pantalla para acceder a un amuleto de espíritu, guardamos la partida y seguimos hacia adelante batallando con los diablillos y flanes que no cesan de aparecer. Por el camino hacia nuestro objetivo accedemos a cuatro tesoros. Los dos primeros, que obtenemos sin complicaciones, son un Alicanto y varias Uñas de Coloso (x7). Antes de poder dar caza a los otros dos es conveniente quitarnos de en medio a los dos bégimos que custodian nuestro objetivo. Entonces podemos dirigirnos sin más preocupación hacia la pulsera metálica y el vapor de éter que esconden los dos últimos tesoros de este sector.

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...