Final Fantasy XIII
Final Fantasy XIII

Final Fantasy XIII, guía completa - Capítulo 8

Te ayudamos a descubrir la aventura de los Elegidos.

Capitulo 8: Nautilus

Como ya sucedía anteriormente, después de una sucesión de combates bastante duros el juego nos regala un momento de paz y sosiego en la ciudad de Nautilus, en la que poco o nada tenemos que indicar al margen de seguir la línea principal que nos lleva a nuestro objetivo. En todo caso hay varios aspectos que nunca está de más comentar.

Comenzamos en la estación Nautilus, hablamos con los viandantes y nos dirigimos de cabeza hacia la entrada y terminal de ascensores. En el segundo mapa sucede más de lo mismo, aunque esta vez debemos encontrar los escondites de nuestro pequeño Chocobo como si de un minijuego se tratase. No exige demasiada dedicación encontrarlo ya que sólo hemos de seguir su rastro, mirar en cada recoveco del pequeño mapeado del que no podemos salir por el bloqueo al que nos someten los Chocobos más creciditos.

Al menos aquí encontramos dos tesoros. El primero está en la parte inferior de los ascensores, una cola de fénix, mientras que el segundo está en la plaza de los animales, un interesante Colgante Estelar. La cosa cambia en el siguiente mapeado, donde sí que tenemos necesidad tanto de batallar como de rescatar algún que otro tesoro perdido. En el zigzag que presenta el mapa encontramos en primer lugar una Spica, en segundo un amuleto del cuerpo (en el lado derecho) y por el izquierda un Báculo Curativo.

Pasamos por el pasillo del centro para participar en un combate de peso. Para superar al Cañón de Leve. El mayor impedimento que pone este enemigo para evitar que pongamos en uso nuestra táctica habitual (fortalecernos con atributos positivos son Sazh, debilitar al rival con Vanille) pasa por el uso de un cañón especial con el que se lleva gran parte de nuestros puntos de vitalidad. Mientras seamos capaces de mantener un buen nivel de vitalidad en todo momento no tendremos mayores problemas para superarle pese a su temible apariencia física.

El combate que viene a continuación no tiene desperdicio, ya que en él nos enfrentamos ante el tercer Eidolón de lo que llevamos de juego. Es el correspondiente de Sazh, aunque por suerte lograr convencerle de nuestra valía no es tan difícil como podría aparentar a primera vista.

Brunilda: como llevamos haciendo durante este capítulo. Cambiamos la configuración de combate a inspirador y obstructor para fortalecer/debilitar la energía de nuestro enemigo, que lanza potentes ataques de fuego que debemos proteger o bien empleando el anillo de fuego o ampliando mediante anillos de VIT la barra de energía de Sazh. Cuando efectúe su ataque estrella cambiamos a Sanador/Fulminador, manteniendo la barra de empatía siempre en ascenso. Esta batalla no es especialmente difícil si tenemos en cuenta la de Odín, aunque de nuevo debemos actuar con rapidez si queremos salir del combate victoriosos en pocos minutos.

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...