FIFA 20: Qué es la química del equipo y cómo mejorarla

La química del equipo es uno de los aspectos fundamentales en el ecosistema Ultimate Team. Explicamos al detalle cómo aprovechar este sistema en FIFA 20.

En el fútbol hay mucho más que el espectáculo que vivimos en la cancha. El trabajo de verdad se vive en el vestuario, en la habitación donde el entrenador perfila qué quiere hacer con sus compañeros de batalla. Lo mismo ocurre con FUT; no por hacer más filigranas aumenta nuestro casillero. La labor de un equipo debe ser coral si queremos hacernos con el mejor resultado posible.

Como parte de nuestra guía de consejos sobre el modo estrella de FIFA 20, hoy os traemos las bases sobre las que se esgrime el sistema de química. Comprenderlo es fundamental para construir un once trabajador. Consejos que al Granada de la temporada 16/17 le hubieran venido bien conocer.

¿Cómo funciona el sistema de química?

La química es el factor que determina la relación entre compañeros dentro del campo. Un valor bajo provocará que los jugadores no expriman sus capacidades reales. Un pase en profundidad del mediocentro al delantero casi siempre suele funcionar en el resto de modos de juego. Sin embargo, si en FUT se realiza entre futbolistas de valor bajo entre sí, fallarán más a menudo. Para quienes vengan de PES 2020, funciona de manera similar al ‘espíritu de equipo’.

Aumentar o reducir la química se determina por el resultado de una sencilla fórmula: Nacionalidad, liga y club. Tan simple como eso. A partir de ese triángulo, el juego busca las similitudes entre sus compañeros cercanos para exponer su comportamiento. Según las coincidencias podremos obtener un vínculo rojo, naranja, verde o perfecto. De peor a mejor; de la simpleza a la complejidad.

Por tanto, la meta que todos los managers deben seguir es colocar en las posiciones colindantes los jugadores que mayores coincidencias tengan.

¿Cómo perfilo la química de mi equipo?

Debemos tener presente que las primeras horas de Ultimate Team son bastante duras de asimilar. Este año contamos con un Squad Battles mucho más laxo que en anteriores entregas, gracias a la eliminación de las rotaciones horarias de los equipos disponibles. Jugar, jugar y jugar, no hay más secretos para obtener esas jugosas monedas que buscar en el mercado.

La construcción de nuestro equipo se ha de buscar desde el principio, desde el sobre inicial que apuntará a qué liga debemos enfocarnos. Pese a que en el futuro podemos hacer lo que nos venga en gana, lo mejor es comenzar sobre una que conozcamos; en este caso, LaLiga. Es bastante más útil ahorrar en futbolistas escogidos ‘a dedo’ en el mercado que gastar en sobres.

Ante todo debemos ser conscientes de que la perfección no existe. Si queremos competir dignamente, debemos hacer un equipo solvente que abrace la mayoría de clubes de nuestro campeonato, incluso mirando al extranjero con los españoles fuera de nuestras fronteras. Por tanto, eliminamos la presión de buscar el vínculo perfecto. Se puede dar en algún par de posiciones, pero no en el conjunto del once.

Si lo que queréis es tener la máxima química posible, hay equipos que os pueden brindar esa oportunidad. Es el caso del Granada y Athletic Club de Bilbao, dos grandes históricos de nuestro fútbol que tienen en su haber la máxima similitud de rasgos requeridos en FUT. Seamos realistas: la mayoría de sus integrantes están por debajo de sus valores reales, incluso de los valores que se exigen en los grandes momentos del modo. Por tanto, debemos ser flexibles al encontrar el equilibrio idóneo.

Consejo: centrémonos en un objetivo

El mejor consejo que podéis seguir durante los inicios es que os centréis en un equipo en particular, que los ejes principales de nuestro esqueleto orbiten alrededor de jugadores de un mismo club. Por ejemplo, una de las plantillas recomendadas, bajo nuestro punto de vista, es el rombo 4-1-2-1-2, donde en la medular podemos colocar a Koke y Saúl, dos mediocentros bien baratos que crearán un vínculo perfecto. Atrás, Thomas, un ancla fundamental antes de la llegada de la defensa.

No hay secretos en la química, simplemente llevar un orden claro de tus fichajes, tanto de nacionalidad como de equipo, y a partir de ahí seguir avanzando en Divisiones y FUT Champions. ¿Que nos toca un jugador muy valorado que no es de nuestra liga? No cometáis el error de introducirlo en tu esquema asentado. Dale salida y refuerza tus puntos débiles.

Squad Battles es un lugar perfecto para que el once obtenga la fidelidad al entrenador más rápidamente. Hasta que no veamos el símbolo del escudo en verde, no podrá responder de la misma forma. Tened paciencia y disfrutar de las combinaciones que os ofrece tan tremendo modo ahora que la interfaz se ha renovado para ser más clara y concisa. Nunca antes se había manejado tan bien la plantilla.

FIFA 20: Ultimate Team, las piezas encajan

Ya hemos pisado el césped de las dos grandes canchas de la temporada. Según os pudimos contar en nuestro extenso análisis, FIFA 20 nos es “una experiencia familiar”. Todos los tipos de jugadores tienen lugar en un título capaz de ofrecer la mayor variedad de opciones jugables hasta la fecha. Desde MeriStation, este es tan solo el comienzo de un calendario apasionante. Queremos que os sintáis cómodos en FIFA Ultimate Team, su modo estrella; es por ello que ampliamos nuestra cobertura en pos de brindaros los mejores consejos. Próximamente editaremos este párrafo con otras piezas que os servirán en vuestro camino.

Las nuevas series Swamp Thing

Esta serie lo tenía todo para ser un referente en el género de terror. Algunas de las mentes creativas más perversas y experimentadas el género de terror, un personaje y una historia a adaptar de lo mejor que se ha en el género de terr...

¿Recomendáis Horizon Zero Dawn y su expansión?

Está tirado ahora mismo en su edición completa, tanto en la Store (15 euros), como en Amazon en físico (18 euros).   Tengo que decir que el último juego de mundo abierto que he jugado ha sido RDR2 y por momentos se me ha hecho pesado, siempre me ha gustado este género y he disfrutado mucho...