The Legend of Zelda: Spirit Tracks
The Legend of Zelda: Spirit Tracks

The Legend of Zelda: Spirit Tracks, guía completa - Templo de las Arenas

Saca el hyliano que llevas dentro para rescatar a Zelda y poner fin al malvado Mallard.

Templo de las Arenas

Vuelve al tren y dirígete hacia la zona que ha quedado abierta tras restaurar las vías. Lo primero que tienes que hacer es fijarte en hacia donde miran las estatuas y pintar en el mapa las direcciones de sus miradas. El punto en que se crucen las líneas es la entrada hacia el Altar. Una vez allí, fíjate en el mapa. Ve por los senderos hasta llegar al punto en el que se cruzaban las miradas y pon una bomba. Así aparecerán unas escaleras ocultas, por las que deberás bajar para llegar al Altar. Cuando estés allí, avanza hacia la zona circular, sube por el pedestal y habla con Ejelio, que te dará información sobre la Melodía de las arenas. La tocarás soplando en los tubos verde, gris, azul, gris, azul y verde. Repítelo varias veces, apréndetelo y completarás la melodía de las arenas, haciendo brillar la Litografía de los Mares y, con ello, abriéndose acceso al templo de las Arenas. Pero hay un handicap: antes tendrás que superar tres pruebas. Ve hacia el tren y prepárate para ellas.

  • Ojo de la Oscuridad: La primera prueba es bastante sencilla, pues consisten en escapar de un enemigo con un gran ojo que te persigue por las vías. Usa el cañón para dispararle en el ojo y a los barriles de los extremos. Sal de la cueva con vida y superarás la prueba.
  • Túnel errante: En un laberinto de vías, tendrás que salir de ahí sin perderte. Tiene truco: cuando empieces, da marcha atrás y aparecerás en otras vías. Vuelve a dar marcha atrás y, ahora sí, avanza. Toma el camino de la derecha en el primer cruce y sal por la cueva del fondo. Luego sigue adelante hacia un templo al oeste.
  • Templo inexpugnable: Destruye todos los cañones que rodeaban al templo cerrado.

Hecho esto, podrás entrar al Templo de las Arenas con normalidad.

The Boys, la serie y el cómic

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincu...