BALONMANO | JUEGOS OLÍMPICOS

Rika Yahara: "Con el tiempo en Japón aceptarán los Juegos"

La modelo y periodista japonesa ha visitado España invitada por el Suances para jugar balonmano playa como imagen de su país y de la EHF.

Modelo profesional, periodista, activista del balonmano playa en Japón, embajadora de la EHF, ultramaratoniana, fotógrafa, son algunas de las actividades más destacadas de Rika Yahara (36 años) que ha estado en Portugal y España durante dos semanas para reforzar como portera al club de playa de Suances en varios encuentros. Hace cuatro meses que la invitaron y desde que aceptó ha estado estudiando español con profesores particulares.

-¿Ha sido una buena experiencia su visita a España?

-Estoy muy contenta y he prometido volver, a lo mejor con un equipo de Tokio. Los españoles me han parecido muy agradables y acogedores. Me ha llamado la atención los horarios, tan diferentes a los de Japón.

-¿Cómo es posible que juege de portera y luego participe en ultramaratones?

-Es que no me gusta correr, jajaja, porque con los ultramaratones, en el Sahara, en la Antartida, en Atakama o en Manibia, por ejemplo, también practicaba el turismo paralelo, y sacaba fotos incluso a los leones. (Dice que le impresionó Silvia Navarro, la portera de las Guerreras, en el Mundial de Japón).

-Es usted polifacética, pero si tuviese que señalar una única profesión qué diría.

-Soy modelo profesional, y las otras actividades son una consecuencia.

-Vamos, que tiene que cuidar su físico en los partidos, y aparecer con una imagen cuidada en las pistas

-Lo cuido practicando deporte y con una buena alimentación. No creo que vaya a recibir golpes que me afecten demasiado. Tampoco me maquillo para salir a jugar, no. Lo que sí hago es cuidar mi piel, por la exposición al sol, con cremas y vitaminas, sí.

-Usted estaba involucrada en la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio. ¿Qué va a hacer?

-No lo sé. He trabajado con la Federación de Japón de balonmano, con las selecciones que nos van a representar, e iba a tener protagonismo en la exhibición y presentación del balonmano playa como deporte de futuro. Pero por las circunstancias de la pandemia, todo lo que ha obligado, estas actividades paralelas se han suspendido.

-¿Sigue la contestación popular a los Juegos Olímpicos en Japón?

-Sí, y aumenta. Habría que entenderlo bien. La población no quiere que se disputen porque es una fiesta en la que no van a poder participar. Pero hay que entender a los miles de deportistas que se han preparado para esta cita. Sinceramente, yo creo que los japoneses, según vaya pasando el tiempo, aceptarán los Juegos y se sentirán orgullosos de que el país los haya organizado.

-¿Qué herencia dejará para su país esta edición olímpica?

-En este momento es complicado hacer valoraciones ante una situación inédita en la historia olímpica, pero estoy segura de que esta cita dejará cosas positivas para nosotros.