RACING

El Gobierno de Cantabria valora autorizar un 30% de aforo en los estadios

Nacho Cubero

La afluencia que se admitirá en El Sardinero se decidirá mañana por la mañana en una cumbre entre el Racing y las consejerías de Sanidad y Cultura

6.666 es el 30% de 22.222. Si no hay variación de última hora, esa es la cantidad de espectadores que los técnicos de la Dirección General de Salud Pública van a recomendar que el Gobierno de Cantabria autorice a reunirse en los campos de Sport de El Sardinero. Es solo un poco menos de lo que el Racing quiere conseguir, que está en torno a un 40% del aforo, unos 8.500 aficionados. La solución definitiva se va a tomar en la cumbre que se va a celebrar mañana, a las 11:30, en Peña Herbosa, sede del ejecutivo regional, entre el club y las dos consejerías afectadas, Cultura y Deporte y Sanidad. Por parte de Cultura estará el consejero, y vicepresidente del Gobierno, Pablo Zuloaga y su director general de deportes Mario Iglesias, mientras que por Sanidad estará el consejero, Miguel Rodríguez, y la directora general de Salud Pública, Paloma Navas. Por el Racing estarán las dos personas que están llevando el tema, el responsable de relaciones externas, Víctor Diego, y el de Seguridad, Alberto Sánchez.

La decisión que tome el Gobierno de Cantabria se plasmará en la aprobación de una orden que publique en el Boletín Oficial de Cantabria para sustituir a la del pasado 18 de junio, que fijaba un límite del 75% del aforo, pero con un tope máximo de 1.000 espectadores en los recintos al aire libre. La clave del informe que ahora mismo maneja la Consejería de Sanidad está en la visita/inspección que realizó una amplia delegación de la Dirección de Salud Pública durante la celebración del Racing-Alavés B de la pasada semana. Estuvieron la directora general, su subdirector, Juan José Sánchez Asensio, y tres jefes de servicio. Allí comprobaron el protocolo que tiene organizado el club, las características del estadio para llevarlo a cabo y la sensación de seguridad sanitaria que ofrecían los Campos de Sport con solo un millar de espectadores.

Nacho Cubero (AS)

Miguel Rodríguez, consejero de Sanidad (en la imagen, sentado en el Parlamento de Cantabria) ha sostenido desde el principio que esta decisión la van a tomar los técnicos. La determinación que se tome respecto a El Sardinero será aplicable también a El Malecón de Torrelavega, el otro estadio de la región con gradas para más de 1000 espectadores. De lo que no es partidaria la Dirección de Salud Publica es de aumentar significativamente el aforo autorizado a acudir a los pabellones cerrados, actualmente limitado a 300. Si acaso, y con un protocolo muy estricto, podría valorarse una pequeña ampliación. Hasta 400 o 500, como máximo. El Sinfín, el Textil Santanderina, el Balonmano Torrelavega o el Grupo Alega de baloncesto están especialmente interesados en este caso.