MÓNACO - ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético de Madrid contra Falcao, una leyenda sin placa

El delantero colombiano marcó 70 goles en 91 partidos con el Atleti, 0,76 por encuentro, la mejor media en los últimos 75 años del club.

El Atlético visita la guarida de un enemigo muy familiar. Falcao es el capitán del Mónaco y una leyenda rojiblanca, tanto que ostenta el registro de ser el cuarto jugador con mejor media de goles por partido con la camiseta del Atlético. El mejor si observamos los últimos 75 años de la historia del club, casi nada. Falcao dejó el Atlético en 2013 después de dos temporadas en las que ayudó como pocos a poner en órbita al equipo del Cholo, con el que ganó una Europa League, una Supercopa de Europa y una Copa del Rey. Simeone le conocía de River y la sociedad no pudo ser más rentable para el Atlético. El ariete colombiano se marchó tras marcar 70 goles en 91 partidos, 0,76 por encuentro, la mejor media en los últimos 75 años del club y la cuarta mejor marca en global. Solamente por detrás de Pruden, que en una temporada (40-41) hizo 47 tantos en 31 partidos, 1,5 por encuentro; segundo es Cosme, con 63 tantos en 72 partidos, 0,87 por juego y tercero es Elícegui quien celebró 110 tantos en 129 partidos, con una media de 0,85 por partido. Para los que les guste las comparaciones, Griezmann está en 0,52 tantos por partido en el Atlético y Diego Costa en 0,44.

Falcao no tiene placa en el Paseo de Leyendas del Wanda Metropolitano, no llegó a 100 partidos con la rojiblanca, pero su imagen está ya en una de las banderas que rodean el estadio y, por supuesto, tendrá su sitio en el próximo museo del club. Es de justicia. En el del Calderón lo ha tenido. Ahora amenaza al Atlético y ha vuelto a ser el Falcao de siempre. Olvidada aquella grave lesión de rodilla en su primer ejercicio en el Mónaco y su paso sin pena ni gloria por la Premier, Manchester y Chelsea, Falcao se ha reencontrado gol a gol, como solía.

Ya avanza por la treintena, se tiene que notar, pero a sus 32 años sigue siendo un tiburón en el área, siembra el pánico en el juego aéreo y un seguro en el remate a un toque. Verle hoy pelear con los Giménez, Lucas o Godín será un deleite futbolístico. Además será en el Louis II, donde el colombiano firmó una de las mejores noches de su historia y de la del Atlético. El 31 de agosto de 2012 el ariete le hacía tres goles al Chelsea en el estadio monegasco en el triunfo por 4-1 en la Supercopa de Europa.