Top-10

PS2, 21 años después: los mejores juegos de una consola para el recuerdo

La redacción y los colaboradores de MeriStation eligen con sus votos los 10 mejores videojuegos lanzados en PlayStation 2.

El 19 de noviembre de 2020, PS5 salió al mercado. La consola de nueva generación de Sony, al igual que Xbox Series X y Xbox Series S, se ha comercializado en un momento delicado, en plena crisis del coronavirus. Esta epidemia ha causado la escasez de semiconductores, lo que se ha traducido en una falta de stock a nivel mundial. Más de 20 años atrás en el tiempo, PS2 llegó a las tiendas rodeada de una expectación similar.

Que una máquina de sobremesa incorporara una unidad de DVD en su interior también hizo complicado encontrar la consola en los comercios, aunque naturalmente no fue la misma situación en aquella época, puesto que el stock se recuperó más rápidamente. El sistema se puso a la venta el 4 de marzo del 2000 en Japón, mientras que los usuarios norteamericanos tuvieron que esperar hasta el 26 de octubre de ese mismo año. El el Viejo Continente, PS2 se demoró un mes más y salió el 24 de noviembre. A finales del año pasado, por tanto, se cumplió el vigésimo aniversario de la consola.

“PlayStation 2 se deja de fabricar”. Ese fue el mensaje que Sony emitió a finales del año 2012 para anunciar el cese de la producción de su consola más exitosa. Primero lo hicieron en Japón y unos meses después en el resto del mundo. Más de una década después de su lanzamiento, PS2 se había erigido como la consola más vendida de la historia, con alrededor de 157 millones de unidades distribuidas hasta la fecha. La sucesora de PSX, anunciada en 1999, llegó tiempo después de que SEGA lanzara su Dreamcast, una consola cuya andadura se inició con perspectivas esperanzadoras, pero que fue barrida por esta plataforma. Tantas historias, tantos juegos memorables. En MeriStation nos hemos reunido para elegir los 10 mejores títulos de la consola. Muchos se han quedado fuera de la lista final, pero es conveniente señalar que el número de videojuegos que se ha puesto sobre la mesa ha sido muy extenso. ¡Estos son los más votados! ¿Estás de acuerdo? ¿Con cuáles te quedas tú?

10. Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo

Tantos años después del lanzamiento de Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo, Ubisoft está preparando un remake completo. Aunque fue recibido con frialdad en su presentación (principalmente por su aspecto visual), el estudio todavía está trabajando en pulir la experiencia de juego, por lo que lo han retrasado de manera indefinida. El original no un título menor, ya que en su día supuso el renacer de un auténtico clásico. Jordan Mechner, el creador de la saga, estuvo inmerso en el proceso creativo como diseñador. Además, el director del proyecto fue nada más y nada menos que Patrice Désilets, responsable de los primeros Assassin's Creed.

El reto de este videojuego fue trasladar la esencia del original a un producto que ya no se movía en el terreno de la bidimensionalidad, sino que funcionaba en tres dimensiones. Manejamos al príncipe en un juego que mezcla la acción con las plataformas, dos elementos que siempre han estado presentes en la saga. La particularidad es que el protagonista es capaz de controlar el tiempo gracias a una daga muy especial. De este juego nació una trilogía que se publicó no solo en PlayStation 2, sino también en GameCube, Xbox y PSP. Los siguientes títulos fueron Prince of Persia: El Alma del Guerrero y Prince of Persia: Las Dos Coronas.

9. God of War

Para que God of War pudiera ver la luz del día, su director tuvo que defender el proyecto ante Sony. En aquella etapa, David Jaffe había completado el desarrollo de Twisted Metal Black, por lo que su intención era trabajar en una propiedad intelectual inédita. Sin embargo, la compañía japonesa pidió que primero asistiera al equipo detrás de Kinetica, un título de velocidad futurista que necesitaba un poco más de trabajo. Al final, Sony cumplió y le permitió diseñar su videojuego, aunque en los primeros esbozos todavía no se titulaba God of War. Ni siquiera Kratos era Kratos, puesto que era conocido como Dominus. Al equipo de marketing no les gustaba demasiado el nombre, así que finalmente terminaron bautizándolo tal y como ahora le conocemos.

En God of War no manejamos a un héroe, sino a un guerrero de fuerza y habilidades sobrenaturales que se encara con los mismos dioses para alzarse como la deidad de la guerra. Sony Santa Monica se decantó por el género hack and slash, con un sistema de batalla en el que por supuesto no faltan ni los combos ni las escenas espectaculares. De hecho, la introducción de QTE incrementa esa sensación palomitera. La Grecia mitológica se representa a través de planos fijos, de modo que el jugador no puede cambiar libremente el ángulo de la cámara, lo que no le resta ni un ápice de espectacularidad (más bien, contribuye a ello).

8. Devil May Cry 3

La generación de PlayStation 2 supuso el estreno de algunas de sagas que hoy en día todavía están en activo, como es el caso de Devil May Cry. La quinta entrega, la más reciente hasta la fecha, comparte director con el tercer capítulo de la saga. Capcom encargó al equipo liderado por Hideki Itsuno que retomara la historia de Dante. El primer juego había sido un éxito, pero su secuela directa, diseñada casi al mismo tiempo que el original, no logró cautivar a todos los jugadores. Sea como fuere, Itsuno fue capaz de crear una de las entregas más aplaudidas de toda la serie. El protagonista regresa con nuevas habilidades, combos y enemigos a batir.

La historia comienza cuando Dante se encuentre en su tienda y recibe la visita de Arkham, que le ofrece una invitación de su hermano Virgil. Provisto de un amplio catálogo de armas, varios estilos de lucha de distintos y toda una serie de criaturas de la noche contra los que combatir, este Devil May Cry 3 vuelve a los orígenes después de la decepción de la segunda entrega. Además, la Special Edition incluye la posibilidad de manejar a Virgil durante todo el juego, aunque el personaje solo cuenta con un estilo de lucha y un número de armas más reducido.

7. GTA: San Andreas

El título de Rockstar Games fue el videojuego de la saga más votado en el Top de Grand Theft Auto que publicamos en la revista. Como no podía ser de otro modo, tampoco podía quedarse fuera de este texto, ya que es uno de los productos más destacados de PlayStation 2. Es cierto que el mérito de GTA III fue trasladar la esencia de los originales a un entorno tridimensional, un desafío nada desdeñable. Con todo, en GTA San Andreas fueron un paso más allá, de modo que consiguieron no solo consolidar la fórmula, sino reforzarla de manera notoria.

Este juego de mundo abierto ofrece libertad y múltiples mecánicas jugables que se conjugan para ofrecer un producto redondo. En el apartado argumental, la tragedia se cierne sobre Carl Johnson, un hombre que huyó de la ciudad de Los Santos con la esperanza de abandonar la vida criminal que se desarrollaba a su alrededor. Tras un lustro fuera, la lucha entre bandas y la violencia no ha cesado en absoluto. En los primeros años de los 90, su madre es asesinada, así que regresa de nuevo. Por desgracia, unos policías corruptos le acusarán de asesinato. Ha llegado el momento de poner las cosas en orden.

6. Final Fantasy X

La trilogía de juegos que salió en la primera PlayStation puso el listón muy alto, especialmente la séptima entrega de la saga, que ha pasado a la historia como uno de los juegos más influyentes. El cambio tecnológico introducido por PS2 anticipaba un salto gráfico considerable con respecto a los Final Fantasy anteriores. La todavía Squaresoft (fue absorbida por Enix solo unos años después), volvió a reunir a sus talentos más destacados, con Hirononu Sakaguchi como productor y Yoshinori Kitase como director. Final Fantasy X contó además con el buen hacer musical de Nobuo Uematsu, que compuso una preciosa banda sonora junto a otros músicos como Masashi Hamauzo o Junya Nakano.

Final Fantasy X es uno de los juegos más emotivos de toda la saga. Sinh, una enorme bestia animal, aparece cada cierto tiempo para atormentar a la población de Spira. Los invocadores se sacrifican a sí mismos para derrotarlo, pero a cambio de la tregua temporal ofrecen sus vidas. En esa situación está Yuna, la invocadora que deberá recorrer todos los templos para poder realizar el ritual. Durante su peregrinaje se encuentra con Tidus, del que se enamorará perdidamente. A nivel mecánico, se trata de un videojuego bastante más lineal que los anteriores, con un sistema de batalla por turnos que añade la posibilidad de sustituir a los miembros del grupo durante el combate. Todo un imprescindible del rol y de PlayStation 2. Y la historia, ¡qué historia! Emotiva a más no poder.

5. Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty

La Revista Oficial PlayStation de España llegó a los quioscos y se agotó a toda velocidad. Fue en 2002 cuando decidieron incluir un DVD con la demo de Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, en aquel momento un título realmente esperado. El primero de PlayStation había dejado su impronta en los jugadores, todavía poco acostumbrados al estilo cinematográfico que Hideo Kojina ha continuado desarrollando durante toda su carrera profesional. Lo que ocurrió es que la demo ofrecía todo el prólogo, en el que efectivamente controlamos a Solid Snake... lo que llevó a la confusión, una jugarreta made in Kojima.

La sorpresa llegó con el juego prácticamente en las tiendas, momento en el que se descubrió que el verdadero protagonista era Raiden, un novato de pelo largo y rubio que no se parecía en nada a Snake. Después del prólogo, el recluta se infiltra en las instalaciones de Big-Shell, donde unos terroristas están planeando sus operaciones. La potencia de PlayStation 2 permitió al equipo de Kojima mejorar el apartado gráfico, pero también ofrecer mecánicas de juego más frescas. La vista en primera persona o la posibilidad de agarrarse a un saliente son solo algunas de las novedades que se implementaron. Sí, fue criticado en su día, pero el tiempo ha sabido colocarlo como lo que es, un gran juego.

4. Silent Hill 2

Al primer Silent Hill se le quedó pequeña la plataforma, pero Konami aprovechó las limitaciones de PlayStation para construir una atmósfera aterradora. Lo hizo a través de la espesa niebla, que se compenetraba con el arte, la música y el sonido. Muchas de esas limitaciones se quebraron con el lanzamiento de PlayStation 2, un sistema que utilizaron para poner en pantalla unos gráficos más realistas, que de alguna manera incrementaron la sensación de terror. Todo lo dicho anteriormente es válido: Akira Yamaoka compuso una banda sonora excepcional, siempre al servicio de un apartado sonoro que te pone los pelos de punta. Silent Hill 2 es toda una obra arte del género de terror, con más puzles, más enemigos, más historia, más locura.

James Sunderland está sumido en la tristeza desde el fallecimiento de su mujer Mary. La sorpresa le sobreviene cuando recibe una carta de su esposa muerta, que le lleva a acudir al pueblo de Silent Hill, un lugar de pesadilla donde nada es lo que parece. La zona, aparentemente desierta, esconde terribles secretos, sobre en los momentos en el que las criaturas deambulan por el lugar. Y si escuchas un sonido deslizante, ten por seguro que Cabeza Piramidal está cerca.

3. Dragon Quest VIII

Final Fantasy VII abrió el camino a los juegos de rol japoneses por turnos en Europa. En esa época, la saga Dragon Quest estaba muy alejada del Viejo Continente, a pesar de la competencia férrea entre Square y Enix en Japón principalmente. Con Dragon Quest VIII: El Periplo del Rey Maldito, las dos empresas ya se habían convertido en una. Square Enix decidió lanzar el videojuego en territorio europeo, un título desarrollado por Level-5 que destacaba por sus preciosos gráficos tridimensionales, que utilizaban la técnica del Cell-Shading. El diseño de personajes, como siempre a cargo de Akira Toriyama, lucía mejor que nunca.

Dragon Quest siempre ha sido el refugio de lo clásico, una saga que continúa recibiendo entregas, pero que mantiene las mecánicas. Así la cosas, en Dragon Quest VIII manejamos a un personaje mudo que interactúa con otros protagonistas en un mundo de fantasía. Los combates aleatorios, algunos muy duros, se articulan en torno a un sistema por turnos de los de toda la vida. A diferencia de Final Fantasy, las historias de esta saga siempre han sido más desenfadadas, sin tanta profundidad temática y argumental. Los fans del RPG clásico no se arrepintieron de adquirir esta obra, que ha merecido ascender hasta una posición nada desdeñable de nuestro top.

2. Shadow of the Colossus

El debate sobre si el videojuego es arte o no nunca se ha resuelto, porque depende en gran medida de lo que cada uno entiende por arte. Lo que no se puede negar es que la obra de Fumito Ueda es artística en muchos sentidos, ya que sus trabajos funcionan como piezas de autor, aunque detrás tenga a un estudio y a una empresa multinacional del tamaño de Sony. El Team ICO ya había sorprendido en PlayStation 2 con ICO, un juego que comparte algunas similitudes con su siguiente proyecto, Shadow of the Colossus.

Este videojuego se lanzó en exclusiva para PlayStation 2, aunque tuvo una remasterización en PS3 y luego un remake completo el PS4. Si bien los juegos de Fumito Ueda siempre han arrastrado algunos problemas técnicos (bajadas de framerate, por ejemplo), se puede comprender que una producción del tamaño de Shadow of the Colossus, que presentaba un escenario abierto y bestias gigantescas, tuviera un rendimiento mejorable. Todo eso se olvida cuando uno recuerda el viaje emocional de Wander, su relación con su yegua Agro, los dilemas morales que recaen sobre el jugador cuando mata a un coloso... el pecado necesario para resucitar a Momo. Cada una de estas criaturas está diseñada cuidadadosamente, por lo que es necesario encontrar su punto débil para acabar con su existencia. Desgarrador, mágico, bello y cruel a partes iguales.

1. Metal Gear Solid 3: Snake Eater

En la época de PlayStation 2, Hideo Kojima ya había declarado varias veces que quería desligarse de la saga Metal Gear Solid, pero tuvo que esperar bastantes años para dejar atrás su legado, ya fuera del influjo de Konami. De haber salido antes, sin embargo, no habríamos disfrutado de obras que han pasado a la historia como clásicos imperecederos. Bien es cierto que Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty había enfadado a algunos seguidores por lo que hemos mencionado previamente: manejar a Raiden no fue plato de buen gusto para todos.

En Metal Gear Solid 3: Snake Eater, el personaje principal no es Raiden ni Solid Snake, sino Naked Snake, más conocido como Big Boss. Kojima decidió volver al pasado, hasta los años sesenta, en plena Guerra Fría. Todo empieza en el aire, cuando el personaje salta en paracaídas hacia un lugar plagado de enemigos. El concepto de juego es similar a los anteriores, con la peculiaridad de que el entorno selvático se emplea como camuflaje. En ese sentido, el título permite usar distintas indumentarias para mimetizarse con el entorno.

En esta obra, el estudio implementó también algunas mecánicas de supervivencia. Cazar animales y alimentarse de ellos proporciona a Snake los nutrientes necesarios para rendir en su peligrosa misión. De todos modos, estar hambriento no equivale a morir de inanición durante la partida, si bien sí conviene controlar estos atributos, ya que la misión exige combatir contra poderosos soldados. Entre los personajes que nos encontraremos está un joven Ocelot, que ya domina a la perfección el arte de disparar con los revólveres. Metal Gear Solid 3: Snake Eater es, en definitiva, uno de los títulos de la saga más laureado, tanto que ha conseguido ser el juego más votado en el top de MeriStation. Un galardón bien merecido.

Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty

El regreso más esperado. La obra maestra de Hideo Kojima. De nuevo terroristas secuestrando un arma nuclear y es un maduro Solid Snake quien debe erradicar esta amenaza. Guión de Hollywood para uno de los mejores de ps2.
Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty