Devil May Cry 3 Special Edition
Devil May Cry 3 Special Edition
Carátula de Devil May Cry 3 Special Edition

Vergil se presenta en sociedad

Sergi Blanch motenai

DMC3 vuelve a PS2 con extras y añadidos, y todo a precio de risa. La furia demoníaca del hijo de Sparda está aquí, así que sigue al joven Dante a través de una cruzada especial contra su hermano gemelo y descubre el poder del hombre que hizo llorar al Diablo.

Devil May Cry 3 Special Edition (PC)

En los albores del nacimiento de la segunda consola de Sony, la archifamosa PlayStation 2, los jugadores estaban expectantes ante lo que tendría que ser para muchos la primera gran demostración del potencial de la 'bestia negra'. Capcom, a través de Shinji Mikami, daría forma a un nuevo héroe de corte clásico al estilo Harry el Sucio, de pelo canoso y larga gabardina roja, que estaba armado a partes iguales con una espada impresionante, dos pistolas de gran calibre (Ebony & Ivory) y una lengua viperina capaz de soltar las más punzantes respuestas en el momento clave.

Devil May Cry 3 Special Edition (PC)

En febrero de 2001, aunque algo más tarde y en distinta forma en nuestras fronteras, Dante veía la luz por primera vez en una sobresaliente aventura que impresionó a crítica y público y que recibía el nombre de Devil May Cry. Su rápida secuela no se hizo esperar, aunque ni de lejos tenía la calidad o el gancho de la primera parte aún a pesar de contar con presencia femenina en su elenco protagonista. Afortunadamente para Capcom, las ventas no hicieron justicia al juego y fueron bastante mejor de lo imaginable, lo que propició esta tercera entrega que tenemos hoy entre manos.

Devil May Cry 3 Special Edition (PC)

De una forma más estudiada y relajada, la tercera de las entregas vería la luz en forma de precuela al primer Devil May Cry, explicando muchos de los acontecimientos ya vistos por los jugadores y ofreciendo la pugna entre el joven Dante y su hermano gemelo Vergil, con el ansia de éste para conseguir el ilimitado poder de Sparda sellado mucho tiempo atrás. El resultado es ampliamente satisfactorio desde todos los puntos de vista.

Devil May Cry 3 Special Edition (PC)

Para aquellos que sean nuevos a la saga, Devil May Cry es un título de acción en tercera persona y cámara libre, frenético y capaz de poner en pantalla multitud de enemigos distintos simultáneamente. Dante es una máquina incansable de aniquilar demonios mediante multitud de modos diversos, ya sea con armas de fuego o con espadas. A lo largo del juego acabaremos con cientos o miles de adversarios derrotados a nuestras espaldas, aprendiendo nuevas habilidades y desarrollando a nuestro personaje a través de una historia convincente y unos escenarios muy bien desarrollados.

Devil May Cry 3 Special Edition (PC)

La versión que hoy tenemos entre manos es la edición especial de Devil May Cry 3: Dante's Awakening. Esencialmente es el mismo juego que analizamos en su día en la versión de PlayStation 2, con los contenidos añadidos de la 'edición especial' y portado a PC por SourceNext. Un vistazo a dicho análisis es obligatorio si se quiere  conocer más a fondo la obra de Capcom en su contexto original y, en cualquier caso, como complemento de este texto.

Gráficos y Sonido

Devil May Cry 3 Special Edition (PC)

El original Devil May Cry recibió el apodo de 'acción gótica', en gran parte debido a la ambientación que recibió la epopeya en el castillo de Mundus. En este caso el transcurso de los acontecimientos suceden en la puerta para el más allá llamada Temen-ni Gru. No saldremos de ella en ningún momento del juego, si bien muchas partes han sido alteradas deliberadamente para dar cierta sensación de frescura mientras avanzamos por el juego.

Devil May Cry 3 Special Edition (PC)

La cámara de DMC, históricamente uno de los problemas de mayor envergadura en entregas anteriores, sitúa la acción dentro de lo esperado en casi la totalidad de las ocasiones. Sin embargo, para evitar aquellos puntos ciegos tan desagradables en los que no tenemos ni idea de a qué estamos golpeando, es posible rotarla e incluso situarla tras nuestro protagonista. Esta es una situación a la que conviene acostumbrarse con relativa rapidez si no queremos sucumbir ante un espadazo desconocido.

Devil May Cry 3 Special Edition (PC)

El juego se disfruta con una excepcional fluidez en la mayor parte del juego. El framerate se mantiene estable sin apreciar bajones en casi ningún momento del juego, y eso es algo excepcional porque o bien hay enemigos que ocupan una enormidad de la pantalla, o bien ésta está repleta de ellos de forma continuada. A todo ello se le tienen que sumar cantidad de efectos de todo tipo, distorsiones por los espadazos, objetos que se rompen, etc.

Devil May Cry 3 Special Edition (PC)

A nivel de movimientos todos los personajes del juego están maravillosamente bien caracterizados. Dante cuenta con 4 estilos de lucha bien diferenciados y Vergil pelea con el suyo propio, cada uno con sus peculiaridades y sus animaciones fluidísimas sea lo que sea que ocurre ante nuestros ojos. Los golpes vuelan a velocidades de vértigo y vienen orquestados perfectamente mediante la combinación de un excelente motor de colisiones y una respuesta a los mandos envidiable. El resultado es que nuestro héroe hace casi siempre lo que nosotros queremos.El nivel de detalle de tanto personajes como escenarios es bastante aceptable, aunque desigual en algunos puntos.

Devil May Cry 3 Special Edition (PC)

A nivel de audio Devil May Cry 3 presenta una banda sonora de lujo, con temazos de rock duro y heavy metal sonando continuamente a través de los altavoces de nuestra TV. La música hace honor a los efectos de sonido que retumban tras los innumerables golpes y disparos que realizamos con los protagonistas. El doblaje original, en inglés, presenta un Dante más joven que el original y es una lástima que a pesar de los subtítulos no esté traducido al castellano.

Devil May Cry 3 Special Edition (PC)

Devil May Cry 3 es de aquellos juegos que presentan un apartado técnico bastante notable, y que no obstante no es lo más importante del juego. Generalmente nuestra atención está tan centrada en acabar con las hordas enemigas que poco rato tendremos para disfrutar de la música o de los múltiples efectos, reflejos en tiempo real, estelas, juegos de luces… lo verdaderamente importante es comprobar como todo ello se une para formar un aspecto sólido, que agradecería algo más de detalle en algunos puntos pero que en general cumple adecuadamente.

Jugabilidad
Capcom recurrió a la vieja fórmula que reza que si algo está bien no hace falta arreglarlo; Devil May Cry 3: Special Edition es básicamente un juego en el que hay que matar todo lo que salga por delante, como hacen tantos otros juegos del mercado. Hay numerosos añadidos en esta versión especial con respecto a la original, algo que comentaremos aparte al final del análisis y el resto bien podría rescatarse del análisis de la versión de PS2.

La razón principal de esto es precisamente la posibilidad de jugar mediante cualquiera de los 4 estilos de lucha que se han incluido en el juego, cada uno con sus puntos fuertes y sus puntos débiles, todos ellos diferenciados ampliamente entre sí y algunos con grandes reminiscencias del 'viejo Dante' mientras que otros ofrecen visiones de la lucha en una determinada forma que no habíamos podido ver hasta el momento.

Mientras que 'swordmaster' utiliza mayormente las armas de filo y corto alcance para convertirse en el maestro de la espada como su nombre indica, 'gunslinger' hace lo propio con las armas de fuego para causar mella en los enemigos a varios metros de distancia. 'Royal Guard' es la opción para el jugador eminentemente defensivo y 'trickster' hace uso de estrategias de golpeo y retirada y evasión muy espectaculares, pero a la vez más difíciles de dominar. Los amantes del Dante nostálgico encontrarán en los dos primeros su Dante de toda la vida, mientras que los más osados pueden probar los siguientes.

Aunque obviamente el juego premia a que se vayan usando todos ellos, más tarde en la aventura seremos capaces de desbloquear 2 estilos nuevos que harán las delicias de los fans: 'quicksilver' tiene la capacidad de detener el tiempo al estilo Príncipe de Persia mientras que Doppelganger crea una serie de dobles de uno mismo que se añaden al combate infligiendo cantidades enormes de daño a los enemigos.

Durante más de 20 misiones lucharemos contra hordas de hasta 40 enemigos distintos; al final de cada misión obtendremos la valoración pertinente en base al tiempo empleado, daño infligido, objetos de ayuda utilizados, etc. A medida que progresamos por los niveles iremos adquiriendo experiencia (en el juego, me refiero) que podremos utilizar comprando nuevas habilidades para hacer de nuestro personaje un ser casi invencible.

Nuestro arsenal de armas es también algo digno de mención, y dependiendo de la elección que realicemos al principio del nivel será uno u otro. Aunque eso limita las opciones, se incluye a la espectacular guitarra Nevan, cuyo alcance puede aumentarse gastando los suficientes orbes rojos, o las cimitarras parlantes Agni & Rudra. Una recortada o un poderoso bazooka serán buenos complementos para las pistolas Ébano y Marfil que, por primera vez, pueden dispararse en más de una dirección simultáneamente.

El dominio de los combos es algo esencial en cualquier mata-mata de Capcom, si bien es cierto que el aporreo de botones es una técnica fundamental que al principio sirve para acabar con la mayoría de enemigos. El dominio de encadenar los ataques no solamente es importante para ganar estilo delante de los amigos que estén presenciando el combate, sino que para ciertos enemigos es preciso el uso de estrategias determinadas si queremos asegurarnos la victoria.

Ya que Dante es hijo de Sparda, aquel demonio que se rebeló contra los de su clase sacrificándose para sellar el mal al otro lado de la realidad, los poderes de nuestro protagonista van acordes a esa descendencia. Aunque ya desde la impresionante secuencia inicial esto se hace evidente, de vez en cuando está en nuestra potestad el pulsar el Devil Trigger, la habilidad que convierte a Dante en un ser indestructible que regenera salud. Eso sí, eso no sucede hasta bien entrada la aventura.

Históricamente los combates contra los jefes finales en Devil May Cry han sido aplaudidos (todos los jugadores de consola recuerdan 'la araña' del principio de DMC 1) y en este sentido esta tercera entrega no defrauda en absoluto. Aunque resulta relativamente sencillo aprenderse el patrón de movimiento de estos jefes, a buen seguro que derrotarlos a todos supone un ejercicio de moderada dificultad para la mayoría, especialmente para los no acostumbrados al género.

Añadidos en la Edición Especial

Ya que la versión americana del juego era más difícil que la europea y la japonesa, se ha añadido un nuevo nivel de dificultad. Este aumento de la dificultad contrasta ampliamente con al nuevo método de guardado / recuperación que viene con el juego, que contrasta abiertamente con el anterior. Previamente, al morir nuestro personaje, éramos transportados al principio del nivel para repetirlo enteramente. Si disponíamos de orbes amarillos, prohibitivos sobre todo al principio, podíamos recuperar la vida antes del encuentro en el que habíamos perdido la vida.

En esta ocasión el juego habilita un sistema de checkpoints desde los que volveremos a aparecer en caso de morir, simplificando enormemente las cosas y disminuyendo el tiempo entre muerte y muerte. Si disponemos de orbes amarillos, además, podremos recuperar la vida exactamente en el mismo punto en el que la perdimos; eso significa que dependiendo de nuestro stock de orbes podemos disponer de 2 o más barras de energía para acabar con un jefe final, por ejemplo, cosa que facilita bastante las cosas. Afortunadamente es un sistema opcional que se escoge al principio de la partida.

El añadido más llamativo es probablemente la inclusión de Vergil como personaje jugable dentro del juego, siempre y cuando hayamos terminado el juego. Aunque solamente cuenta con un estilo y con un arsenal reducido de armas, podemos llevar al hermano gemelo de Dante a través de los mismos niveles y comprobar lo poderoso que resulta su manejo. Gana habilidades igual que el resto pero al empezar directamente con el Devil Trigger y gracias a su fuerza neta superior es incluso más sencillo llegar al final del juego con Vergil que con Dante. El desarrollo de la partida no cambia en absoluto, pero no deja de ser interesante.

También se ha añadido un Bloody Palace, una especie de survival en el que durante la friolera de 9999 pisos (si, habéis leído bien) pelearemos contra las huestes rivales poniendo a prueba tanto las hordas infernales como nuestra resistencia a los mandos. Afortunadamente es posible avanzar de 100 en 100 pisos si se desea, aunque no es posible guardar en ningún momento del survival. Solamente recomendado para hardcores.

LO MEJOR

  • Acción frenética en estado puro
  • El sistema de estilos
  • Los extras
  • Su competente precio

LO PEOR

  • Los mismos que el original
  • Errores menores de cámara

CONCLUSIÓN

[image|nid=1200106|align=right|width=150|height=104] Devil May Cry 3 Special Edition (PS2)Más trajes disponibles, nuevos vídeos y la posibilidad de aumentar la velocidad en un 20% completan la lista de extras de esta edición especial de Devil May Cry 3. Una oferta irrechazable que pasa a imprescindible si no se posee el DMC3 original, y más a este precio...- Su competente precio- Los extras- Acción frenética en estado puro- El sistema de estilos