The Game Awards

Guía para comprar los mejores juegos indie de 2019 de PS4, Nintendo Switch, PC y Xbox One

Os traemos una selección de los mejores títulos de corte independiente de este 2019 que puedes adquirir durante las fiestas navideñas.

Como suele ser habitual en estas fechas, desde la redacción de MeriStation os traemos una selección de los 12 mejores títulos independientes de este año que podéis comprar durante Navidad. Entre tanto turrón hay tiempo para degustar aquellas obras que nos hayamos perdido en los últimos meses. Hay nombres que se quedan en el tintero, por supuesto, pero los que encontraréis a continuación bien merecen estar representados.

Disco Elysium

No es casualidad que Disco Elysium se haya erigido como el mejor juego independiente del presente 2019. Los amantes del rol tradicional se han visto representados en él. La libertad de recorrer el camino que quieras es total, incluso puedes sembrar una amistad con el buzón de tu casa. En nuestro análisis hablábamos de que para lograr la “excelencia” no se necesitan abultadas sesiones de acción, sino que “solo se necesita compromiso y unos escritores brillantes dispuestos a dejarse las pestañas escribiendo una obra monumental”.

Y es que ahí reside la clave de su grandeza. Más allá de la acción y consecuencia, un gran juego de rol debe basarse en un guion exquisito; la calidad de sus textos es indudable. Ya disponible en PC, llegará durante el próximo año a consola.

Blazing Chrome

La escena independiente no podía pasar el año sin un nuevo exponente de calidad de ese subconjunto que ya forma el neo-retro. Blazing Chrome celebra la saga Contra mimetizándose a la perfección con uno de sus episodios más celebrados, como es The Hard Corps. Con esta premisa bien clara en cuanto a personajes, vehículos e incluso armas, el estudio brasileño Joymasher no se ha complicado la vida y ha ido a lo que funciona sin problemas. Así, han dado a luz a un juego de acción a la antigua, que se desvía muy poco de lo que podríamos haber visto en una Mega Drive algo más pasada de mega hercios.

Las novedades jugables no son muchas, limitándose más bien a la manera de subir y bajar plataformas y a unas armas a corta distancia que podrían haberse aprovechado mejor. Esto se compensa con un gran espectáculo de acción, la velocidad de juego y la indudable atracción que este título ejercerá sobre quienes se entregaron a los videojuegos de la generación 16 bit. Estos elementos sobran para recomendarlo a cualquiera que suela acercarse a este tipo de propuestas. Podéis adquirirlo en PS4, XBox One, PC y Nintendo Switch.

SuperEpic: The Entertainment War

SuperEpic ha tardado en llegar, pero vaya si ha merecido la pena la espera. En nuestro análisis decíamos que Undercoders había logrado crear un título muy completo, a medio camino del metroidvania puro y elementos roleros. “Sólido y convincente a nivel jugable, con añadidos que vale la pena descubrir como los elementos crossmedia y con un acabado audiovisual cuidado”. Así de claro.

Por ello, si bien decíamos que Baba is You era la sorpresa de inicios de año, SuperEpic: The Entertainment War hace lo propio antes de las campanadas. Disponible en PC.

Beat Saber

Dos espadas láser e infinidad de bloques que cortar al ritmo de la música. Esta es la excepcionalmente sencilla formula de Beat Saber, el fenómeno mas popular en los juegos de ritmo desde la era de Guita Hero. Es esta simplicidad en su premisa la base principal de su éxito, un pilar que sostiene una de las mejores y mas viscerales experiencias disponibles a día de hoy en realidad virtual. La jugabilidad básica de Beat Saber es tan entretenida que nos llama constantemente a jugar más, independientemente de nuestro nivel de cansancio. Ningún otro juego nos ha hecho quemar mas calorías este año o dejar mas humedad en nuestras gafas de realidad virtual tras una sesión.

A la oferta inicial que incluía apenas una docena de canciones se le han añadido desde su lanzamiento infinidad de canciones de pago (con packs de canciones de grupos como Panic at the Disco o mas recientemente Green Day), una buena cantidad de canciones gratuitas, una campaña y diversas opciones para personalizar nuestra experiencia de juego. Recientemente lanzaban versiones de noventa o trescientos sesenta grados para muchas de las canciones disponibles que cambian de manera importante la forma de jugar y nos ofrecen una experiencia fresca a quienes llevan cortando cajas desde el principio. Beat Saber es un fenómeno imparable y bastan unos segundos de su hiperkinética jugabilidad para entender el por qué. Pese a que gran parte de su comunidad reside en ordenador, también puede ser adquirido en PS4.

Blasphemous

Uno de los desarrollos españoles más seguidos fuera de nuestras fronteras, Blasphemous es uno de los metroidvania más solventes de este año. Fuertemente entroncado tanto con las tradiciones del sur de España como con el ideario de Hidetaka Miyazaki en cuanto al combate y la exploración, es uno de esos juegos en lo que perderse en su mapeado termina por convertirse en una experiencia más que absorbente.

La ópera prima de The Game Kitchen es un título con una duración considerable, que cuenta con jefes finales y zonas muy bien diseñadas en las que despachurraremos versiones bizarras de las obras de Goya. Transcurridos unos meses de su lanzamiento, el equipo ha ido mejorando algunas de las asperezas señaladas por la comunidad. Esto, junto con el DLC que parece venir de camino, hace de Blasphemous un juego con potencial para ser considerado uno de los grandes de un género en el que últimamente no paran de salir propuestas sobresalientes. Ya disponible en Xbox One, PS4, PC y Nintendo Switch.

Untitled Goose Game

Haz el ganso. Debemos sembrar el caos en un pequeño pueblo acostumbrado al exceso de tranquilidad. Untitled Goose Game vive lejos del meme que le ha catapultado al éxito, su fama está justificada por la forma en la que se aprovecha el escenario de cara a completar la lista de tareas de cada nivel, pequeños retos a superar interactuando alrededor de un humano. Por ejemplo, no hay nada que moleste más a un jardinero que perder las llaves de su cerca.

La mecánica es tan simple como efectiva. Mientras graznamos haremos que los personajes reaccionen, lo que suele dejarnos vía libre para poder hacer todo lo que queramos. Actualmente se encuentra disponible en Nintendo Switch, Xbox One (adherido al servicio Xbox Game Pass), PS4 y PC.

Katana Zero

Katana Zero es un juego que entra por los ojos. Que sus pixels son de los mejores distribuidos de la industria pocos lo pueden dudar, con escenarios suntuosamente repletos de detalles y animaciones perfeccionadas hasta la saciedad. También es su jugabilidad una autentica delicia, mezclando la acción trepidante de Hotline Miami con su intolerancia absoluta para los errores junto con la mecánica de "cámara lenta" y una perspectiva mas parecida a los plataformas 2D tradicionales. El resultado es un juego que de principio a fin exige fineza por parte del jugador y que premia a aquellos capaces de perfeccionar el uso de sus mecánicas con satisfactorias secuencias de combate.

Lo que no esperábamos necesariamente era la capacidad de Katana Zero de crear su propia identidad a través de una historia completamente desbordante que trata los temas del cyberpunk, la clásica pregunta existencial del mundo como simulación y otros disparatados temas de ciencia ficción. El resultado es una trama que no deja de sorprendernos de principio a fin y que define a Katana Zero como algo un poco por encima de lo que su excelente acción y estilo puede dejar ver en primer lugar. Disponible en PC y Nintendo Switch.

Outer Wilds

El sello Annapurna Interactive siempre viene de la mano de propuestas que difieren a lo que vemos normalmente. Outer Wilds es ejemplo de ello. Imaginad qué ocurriría si el universo se reiniciara cada 22 minutos. En una franja de tiempo así debemos ser imaginativos, explorar sin importar las consecuencias. Todo está sujeto al azar, por lo que cada viaje es una sensación única.

“Por ejemplo, Brittle Hollow se deshace en fragmentos que implosionan en su núcleo, y en Hourglass Twins un mar de arena de las áridas ruinas de un planeta anega la compleja red de cuevas de otro”, narra la compañía en una de sus demostraciones. Y es que compartir lo vivido es parte fundamental de, casi, un experimento social. Podéis encontrarlo en PS4, Xbox One (incluido en Xbox Game Pass) y PC.

Sayonara Wild Hearts

Simogo es una desarrolladora que hasta ahora solo había hecho proyectos a poca escala, pequeños experimentos o juegos para móvil que no habían tenido demasiada repercusión mas allá de sus lanzamientos. De ahí nuestra sorpresa cuando este pequeño estudio se saca de la manga uno de los mejores juegos musicales de los últimos tiempos, un titulo capaz de rivalizar con la eterna obra de Tetsuya Mizuguchi a la hora de fusionar música con jugabilidad para hacer una obra trascendental.

En este caso la temática musical puede agradar a aquellos que rehúsan de las vibraciones sinesteticas de Mizuguchi. Sayonara Wild Hearts es un juego pop, posiblemente incluso podría haber sido un gran álbum pop de haber sido lanzado como tal. La música es sencillamente pegadiza, dulces melodías que agradan a nuestros oídos y amenazan con volver a nuestra mente meses después de jugar al titulo. Su presentación visual es también sensacional, con una paleta de colores de lo mas original y fusionándose a la perfección con la excelente banda sonora. Podéis encontrarlo en Nintendo Switch, PC y Apple Arcade.

Trine 4: The Nightmare Prince

La saga Trine es una de las históricas de la escena independiente. Cabe recordar que sus dos primeras entregas ya habían vendido más de siete millones de copias hace unos cuantos años, aunque las cosas se torcieron un poco con una tercera entrega que no llegó a las cotas que se esperaban tras el monumental Trine 2. Tras unos años de silencio enfrascados en otros proyectos, en Frozenbyte han terminado asumiendo que Trine funcionaba mejor como videojuego bidimensional, por lo que la cuarta entrega retoma la perspectiva original con una importante mejora técnica, incluso si la juzgamos por los cánones de una saga que siempre funcionó a la perfección visualmente.

Con un modo multijugador divertidísimo y una campaña que explota a la perfección las mejoras introducidas en el control, Trine 4 supone la vuelta a casa para una saga muy querida, sobre todo por lo bien que se ha cuidado lo que en verdad cuenta: la jugabilidad. Los puzles tienen el punto necesario de dificultad (sobre todo al final de la campaña) y se adaptan a la perfección a las modalidades multijugador, si bien el combate deja mucho más que desear en esta ocasión, con unos enfrentamientos excesivamente sencillos que, eso sí, están colocados estratégicamente para que el ritmo del juego sea equilibrado. Disponible en todas las plataformas actuales.

Slay the Spire

Pocos son ya los roguelites capaces de destacar desde la explosión de este subgénero hará ya mas de media década. Slay the Spire y su atractiva propuesta que mezcla el proceso de creación de una baraja con rondas rápidas y la estructura clásica del genero ha conseguido no solo destacar sino convertirse en uno de los mas grandes ejemplos. Tardaremos poco en pasar de no entender la gracia del juego a vernos absolutamente sumergidos en un proceso eterno de perfeccionamiento de nuestras barajas y descubrimiento de mecánicas. La complejidad de la que es capaz el conjunto de sistemas que forman este titulo es apabullante pero se nos presenta de tal forma que, ronda a ronda, partida a partida iremos desenmarañando este complejo puzle.

A pesar de esto Slay the Spire nunca llega a desbordar a los jugadores con su complejidad, nunca requiere una mente matemática excepcional. Los números que se nos presentan son siempre pequeños y fáciles de entender (esta carta dobla tu ataque, esta otra lo divide por la mitad) y las mecánicas de cada carta están perfectamente explicadas sin lugar a duda en su forma de funcionar. Esto hace que, a pesar de la ya mencionada infinita complejidad, Slay the Spire haya logrado también el hito de ser posiblemente el juego de cartas mas fácil de entender para un principiante. En definitiva, si tenéis la mas mínima curiosidad por jugar un roguelite con base en las cartas, esta es vuestra mejor opción. Si os queréis hacer con él podéis hacerlo en cualquier de los sistemas actuales.

Afterparty

Que el estudio Night School, responsable del popular Oxenfree, lo intente de nuevo en el género de las aventuras point and click no sorprende en exceso. Lo hace el argumento y el cambio de registro de su segundo juego, Afterparty, una propuesta que profundiza en el tratamiento de sus personajes y en lo descacharrante de sus premisas argumentales. Ideas de las cuales, eso sí, saca petróleo construyendo una historia de esas que se hacen interesantes a medida que transcurren.

Milo y Lola se encuentran en un infierno en el que la huida pasa por un enfrentamiento con el mismísimo Satán en la clásica competición de chupitos de las películas de estudiantes americanos, y a partir de ahí puede imaginarse la poca seriedad del conjunto. Técnica actual, argumento y personajes memorables dan forma a una de las mejores aventuras del género este año. Un género, por cierto, que cada año suele dar alguna sorpresa incluso tras la desaparición de Telltale Games. Además del resto de plataformas, podéis encontrarlo en el servicio de Microsoft, Xbox Game Pass.

Afterparty

Afterparty, desarrollado y editado por Night School Studio para PC, PlayStation 4, Xbox One y Switch, es una aventura gráfica tipo point & click de los creadores de Oxenfree en la que Milo y Lola deben escapar del infierno mediante juegos de beber en un bar frente a demonios y el mismísimo Satanás.

Afterparty

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...