The Suffering - Capítulo 12: Un lugar solitario para morir

El pasado de nuestro personaje principal es bastante oscuro, puesto que carga con la atroz muerte de su antigua esposa y de su hijo. Condenado desde este crimen, Torque se ha convertido en una persona misteriosa e introvertida, atormentada constantemente por las voces del pasado. Y en el infierno de esta isla maldita tendrá que hacer frente tanto a los monstruos que allí moran como a los que lleva en su interior.

Capítulo 12: Un Lugar Solitario para Morir

En el lado oeste de las tierras del asilo hay un laberinto. En el centro hay una cabina con provisiones. Después de explorar las tierras del asilo, sal por la puerta entreabierta.

En cada lado de la carretera hay vistas interesantes. A la izquierda, entre dos hogueras, hay una cabina, aparentemente usada por Sergie.

A la derecha hay una pequeña lección de historia. Ve por el primer puente. En este nivel, los asesinos se regeneran. Para finalizarlos, debes sacarles la cabeza.

A la derecha del sendero hay una casa quemada con provisiones y un archivo. Arriba del incendio hay una lata con gas. Desde aquí puedes llegar arriba y escapar de las llamas

Continúa por el sendero. A la derecha hay una gruta cubriendo una cueva. En el final de la cueva está la última parte del lanzallamas.

Sal de la cueva rápidamente antes que el gas verde te incapacite. Más lejos, tu camino está bloqueado por llamas. Sube por las rocas a la izquierda para pasar.

Luego estarás en un puente colapsado. A la derecha hay una camioneta vieja con un gato. Usa el gato para mandar a la camioneta abajo. Tírate abajo, hacia el vapor.

Antes de subir a la camioneta, sigue el vapor para llegar a una pequeña playa. Aquí sabrás que Torque no puede nadar. Luego de pelear, vuelve a la camioneta y sube al otro lado del barranco para terminar.

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...