The Legend of Zelda: Link's Awakening
The Legend of Zelda: Link's Awakening

Guía de la mazmorra de Angler Tunnel en Link’s Awakening

Exploramos la mazmorra de Angler Tunnel en Link’s Awakening de Game Boy Color ante su llegada a Nintendo Switch a modo de remake, en nuestra guía completa.

Una vez hayamos llegado a Angler tunnel (Túnel del Pescador), la cuarta mazmorra, tal y como os indicamos en nuestra guía completa, tenemos que avanzar y acabar con los enemigos de la primera sala. Recordamos que para vencer a los caparazones con pinchos tan solo debemos equiparnos el escudo para darles la vuelta y que queden al descubierto. Tras ello avanzamos por la puerta de la derecha que se acaba de desbloquear, donde veremos un cofre que contiene la Brújula. Al limpiar la sala de enemigos se abrirán las puertas y podremos avanzar hacia la de abajo, para hacer lo propio con los monstruos que hay allí y recoger una llave pequeña de un cofre.

Angler tunnel (Túnel del Pescador)

Si usamos la llave en la sala anterior veremos un cofre al que podemos acceder si subimos desde la muralla que hay en la sala 1. En dicho cofre nos espera el pico dorado y si recorremos la muralla hasta el final veremos otro cofre con el mapa de la mazmorra. Tras ello bajamos un poco hasta llegar a la sala a la que le falta parte del suelo. Desde ahí usamos la combinación de botas + pluma para saltar el hueco y llegar al otro lado. Para alcanzar el cofre (con una llave pequeña) usamos una bomba en el pedestal con grietas y empujamos el otro al agua. En la sala del norte encontraremos otra llave pequeña y ya podremos volver hasta la sala 2 para abrir la puerta con cerradura que nos faltaba.

Allí subimos hasta el norte (sala con agujeros en el suelo) y desde esta perspectiva podremos llegar hasta la zona superior con un salto propulsado y allí usar la otra llave para abrir el bloque con cerradura y seguir por la parte superior izquierda de la zona. Al acabar con los enemigos que allí se encuentran caerá una llave por el hueco izquierdo de la sala, aunque de momento no podremos cogerla. Tras ello bajamos hasta el sur y saltamos al pasillo que cubre menos y que nos puede llevar a la sala de la izquierda. Seguimos por la parte superior y derecha hasta encontrar un cofre con otra llave pequeña y con ella en nuestro poder regresamos hasta la sala con los dos huecos (por el que cayó la otra llave). Al cruzar a la sala del norte tendremos que acabar con un enemigo grande y redondo golpeándolo por la espalda con la ayuda de nuestras rápidas botas.

En la siguiente habitación tendremos que estirar la palanca para que se abran las puertas y así pasar por la de la izquierda y encontrar las aletas en el cofre, las cuales nos permitirán avanzar por el agua más profunda. Así, volvemos hasta la sala con unas escaleras descendentes y, ahora sí, podremos alcanzar la llave que cayó desde lo alto al bucear al fondo y recogerla. Tras ello avanzamos hasta la parte más oeste del área para pulsar las baldosas en el orden en el que ya lo hicimos en la sala anterior con baldosas que brillaban (cambian en cada partida). Al hacerlo se abrirán unas escaleras hacia abajo y tendremos que usar los bloques que caen para cruzar la zona y salir a la superficie. Bajamos desde ahí para encontrar la llave maestra.

Después volvemos a la sala central para nadar por las salas por las que antes no podíamos y avanzar hasta usar la llave en el pedestal con cerradura y descender por las escaleras. Acabamos con los peces que nos encontremos y nadamos hasta llegar frente a la puerta del jefe final. Se trata de un gran pez al que derrotaremos al golpearle constantemente con nuestra espada en la luz que le cuelga de la cabeza. No tiene más misterio, aparte de tener equipada la pluma para esquivar rápidamente de un salto acuático sus arremetidas. Al conseguir acabar con él podremos conseguir el Arpa del Oleaje y seguir con la aventura.

The Boys, la serie y el cómic

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincu...