The Legend of Zelda: Link's Awakening
The Legend of Zelda: Link's Awakening

Guía de la Mazmorra de las Llaves en Link’s Awakening

Exploramos la mazmorra de las llaves en Link’s Awakening de Game Boy Color ante su llegada a Nintendo Switch a modo de remake, en nuestra guía completa.

Seguimos con el camino hacia el templo. Al salir de la Villa de Richard tomamos el camino de la izquierda para encontrar el templo y usar la llave. En cambio, para pasar por la entrada tendremos que dar un rodeo mayor, superando una zona pantanosa con ayuda del salto y demás habilidades para alcanzar la Mazmorra de las Llaves. Os ayudamos a lograrlo todo en nuestra guía completa.

La Mazmorra de las Llaves

Una vez dentro de la mazmorra cogemos una vasija para abrir la puerta norte y la cruzamos. Al acabar con los enemigos de la sala contigua podremos recoger una llave de un cofre. Proseguimos dirección norte hasta poder descender por unas escaleras. Abajo, usamos la llave que tenemos en la puerta norte y allí acabamos con los enemigos para encontrar una segunda llave y golpeamos la esfera para que los pedestales naranja cambien de color. Subimos arriba y recogemos el pico dorado del cofre recién desbloqueado (gracias a haber cambiado el nivel de los bloques). Bajamos entonces hasta la sala encontrada en el este del pasillo que sube desde la entrada de la mazmorra, donde (al haber cambiado la altura de los pedestales) podremos llegar hasta el cofre central (contiene el mapa).

Al tenerlo, volvemos a la sala del sótano y ahora abrimos la puerta del sur. La sala se presenta con cintas transportadoras en el suelo, por lo que para acabar con el pájaro que se teletransporta podemos usar bombas (tenemos recambios bajo las tinajas de la propia habitación) o bien el ataque cargado con la espada. Al acabar con los enemigos recibiremos una llave para usar en la sala de la derecha de la habitación anterior. Allí avanzamos hasta usar las escaleras y en la nueva sala acabamos con todos los enemigos (tenemos que dar un rodeo para que aparezcan) y poder recoger así otra llave pequeña.

Subimos a la sala del norte y desde ahí avanzamos dos salas al oeste para despejarla de enemigos y encontrar otra llave. Cruzamos la puerta giratoria y seguimos el mismo proceso para las siguientes salas, acabando con enemigos y recogiendo tesoros, hasta encontrarnos con un par de enemigos que tienen un aspecto similar a unos gusanos negros. Para vencerlos tenemos que dejar una bomba justo enfrente de su boca para que la ingieran y mueran. Cuando lo hagamos tres veces con cada uno morirán y podremos proseguir (obteniendo hadas curativas y un portal hacia la entrada al hacerlo).

En el cofre de la siguiente sala nos esperan las Botas de Pegaso, que sirven para correr a una mayor velocidad. Con su ayuda podremos romper los cristales verdes que encontramos en esta misma estancia. Entonces regresamos a la entrada de la mazmorra (podemos usar el portal cercano para mayor comodidad) y en la sala de la derecha haremos uso de las botas para romper el cristal que nos empuja y alcanzar el cofre, que contiene una llave. Tras ello volvemos a la sala principal y avanzamos hacia arriba y por el camino de la izquierda para usar las botas y romper los cristales que bloqueaban el camino. Acabamos con el pequeño enemigo rojo que está ahí y luego con los esqueletos del otro lado para abrir un cofre que nos dará nada más y nada menos que 200 rupias.

Tras ello volvemos a usar el portal de la entrada para llegar hasta la posición avanzada de la mazmorra y avanzamos por la zona este superior hasta llegar a una sala con una estatua de búho. Allí despejamos la zona de enemigos y usamos una bomba en la pared de enfrente del búho para abrir un camino. En la nueva sala tendremos que combinar el uso de las botas y la pluma para superar el gran hueco que hay y llegar así hasta el cofre que contiene la llave maestra. Si por el contrario tomamos el camino que está junto a la estatua del búho, acabamos con los enemigos en forma de bomba con temporizador y llegamos a la siguiente sala, obtendremos la Brújula. Desde ahí colocamos una bomba en la pared de la izquierda (alineada con la tercera fila de cuadrados azules) para llegar a una sala en la que encontraremos otra llave pequeña.

Volvemos atrás unas cuatro salas hasta llegar a la que presenta unos enemigos rojos pequeños y desde ahí tomamos el camino norte a la derecha, bloqueado por cuatro pedestales con cerraduras que podremos ir abriendo hasta llegar a una mazmorra vertical. Allí cargamos un ataque contra el bloque rojo para que se torne azul y nos deje pasar. En la siguiente pantalla combinamos el salto con las botas para llegar hasta la escalera. En la sala superior será sencillo acabar con los pájaros, tan solo usando las botas con su ataque cargado.

Al poco llegaremos hasta la sala del jefe. La estrategia para vencerlo es golpear la pared con un ataque propulsado para que el enemigo se deje ver y a continuación golpear sus ojos con la espada de forma repetida hasta que se separen lo suficiente como para poder usar un ataque propulsado y separarlos. Ahí los vamos a poder atacar de forma separada y os recomendamos equipar la pluma en lugar de las botas para saltar justo cuando los enemigos vayan a golpear el suelo, evitando así que nos aturdan. Al vencerlos conseguiremos un nuevo contenedor de corazón y la Campana Blanca Marina, continuando tras ello con la aventura.

Spiderman. Lejos de casa

La segunda película de Spiderman dentro del Universo Cinematográfico Marvel hace que me sienta muy feliz de que Sony haya renunciado a hacer sus versiones anticuadas del personaje y hayan cedido sus derechos a Disney.Ya sé que mucha gente od...