The Witcher 2: Assassins of Kings
The Witcher 2: Assassins of Kings

The Witcher 2: Assassins of Kings, guía completa - El Kayran: La Brumosa

Atrapa al Asesino de Reyes con nuestra ayuda.

El Kayran: La Brumosa
Para conseguir la brumosa vas a tener que llegar hasta una cueva situada al sur de la aldea. Toma el camino que baja junto al río y avanza hasta encontrar a los primeros nekkers. Los nekkers son criaturas que salen de la tierra, atacan con sus brazos y esquivan con una voltereta hacia atrás.

Junto a los nekkers puede que salgan guerreros nekker. Tienen las mismas características que los anteriores pero son mucho más duros y difíciles de derrotar en un combate. Es mejor que te mantengas dentro del camino y no te alejes mucho entre la vegetación, en estas zonas suele haber un mayor número de enemigos.

Otro ser nuevo que te encontrarás son los endríagos, unos escorpiones de gran tamaño que atacan con veneno y cargando en carrera contra ti. Otro de los peligros que esconde el bosque son los elfos. Escondidos en cualquier rincón, no dejarán escapar la oportunidad de atacarte desde lejos si te cruzas en su camino.

Cuando estés llegando al pantano donde se encuentra la entrada de la cueva, aparecerán tres o cuatro sumergidos que irán a por ti directamente. Estos enemigos, cuando atacan en grupo, son realmente difíciles de vencer así que es un buen momento para que te ayudes de alguna poción.

Una buena mezcla es utilizar una poción antiveneno y colocar alguna trampa de flagración en los alrededores, si se complican las cosas conduce a los sumergidos hasta ellas para tomar algo de ventaja. Reserva alguna trampa para el interior de la cueva porque lo vas a necesitar.

Después de terminar con los sumergidos adéntrate en la cueva. No es una cueva muy profunda pero está plagada de nekkers ocultos bajo tierra. Avanza hasta llegar al túnel y eliminar a los primeros nekkers. Antes de continuar, coloca algunas trampas a tus espaldas porque más adelante te espera una emboscada.

Los nekkers aparecen por ambos lados, las trampas que has colocado en la retaguardia te cubrirán las espaldas pero si aún no es suficiente para contenerlos, recula hasta el principio de la cueva y ve enfrentándote a ellos en grupos más reducidos. Cuando puedas continuar, avanza hasta llegar a la siguiente zona. En la cueva te encontrarás con un par de cuerpos que podrás registrar para conseguir algunos materiales.

Al llegar al final de la cueva, sube a la zona que está un poco más elevada y ten cuidado con el necrófago que hay al fondo del túnel. Los necrófagos son rivales bastante esquivos y agresivos. Atacan con sus puños con mucha violencia y dan volteretas para esquivar los ataques de Geralt.

Una buena técnica para acabar con estos enemigos rápidos que atacan en solitario, es utilizar la señal Yrden para crear una trampa en el suelo que dañe y paralice al necrófago. Mientras esté paralizado, atácale con tu espada el mayor número de veces que pueda antes de que se pase el efecto.

Ten cuidado cuando derrotes al necrófago y apártate rápidamente porque sufrirá una violenta explosión que te causará bastante daño. Al fondo se encuentra la bolsa del mago con el ingrediente necesario para el antídoto, cógelo y crea la poción. Sólo completarás esta misión si te tomas las pociones antes de tu lucha contra el Kayran.

Puede que encuentres el ingrediente de otra manera, de ser así la misión no se actualizará hasta que consigas el ingrediente de la bolsa del mago que hay en la cueva.