God of War 3, guía completa - Reino de Hades

Ayuda a Kratos a llevar a cabo su venganza contra los dioses del Olimpo.

REINO DE HADES

Salta y cógete al gancho con las cadenas de Kratos para acceder a la siguiente plataforma. Una vez ahí, déjate caer a la plataforma inferior, ya que ahí encontrarás dos cofres de orbes rojos y uno más que contiene un ojo de Gorgona, que aumentará permanentemente tu salud máxima cuando hayas obtenido tres de ellos. Trepa por la pared, y elimina los enemigos que aparecerán cuando estés arriba. Cuando hayas terminado con ellos, salva tus progresos en el punto de guardado que encontrarás en el camino.

Salta hacia la izquierda y agárrate a los ganchos para acceder a la siguiente plataforma, y abrir cuatro cofres que contienen orbes rojos. Retrocede y sigue avanzando saltando de plataforma en plataforma. No cojas el cofre de orbes de energía que encontrarás si no lo necesitas, ya que cuando saltes a la última plataforma, tendrá lugar un enfrentamiento. Ante los enemigos que aparecen, utiliza constantemente la técnica ejército de esparta cuando estés completamente rodeado, y terminarás con ellos en un santiamén. Cógete a la cadena que atraviesa la estancia y sigue avanzando, matando a quien se cruce en tu camino. Al otro lado encontrarás un cofre donde tienes la posibilidad de elegir entre salud y magia, y otro segundo cofre con orbes rojos y magia. Sigue avanzando y déjate caer por el hueco que encontrarás. Antes de cruzar la puerta, abre los dos cofres con orbes rojos que encontrarás.

En la siguiente estancia te espera la medusa acompañado de unos cuantos enemigos comunes, ella te recibirá con un abrazo del que te deberás librar pulsando alternativamente los botones L1 y R1. Una vez te hayas liberado, evita a toda costa que te petrifique con su rayo, ya que si esto ocurre podrá matarte con facilidad. Cuando le hayas dañado lo suficiente podrás iniciar una secuencia QTE. Cuando la medusa muera, petrificará a todos los enemigos que estén a su alrededor, cosa muy útil que te permitirá terminar con todos en menos que canta un gallo. Aparecerá una segunda tanda idéntica de enemigos, donde deberás repetir exactamente el mismo procedimiento.

Déjate caer por el hueco en el suelo, y abre los dos cofres con orbes rojos. Sigue avanzando y abre los dos cofres de salud y magia respectivamente, si lo necesitas. Encontrarás unas zarzas que no puedes romper. Ve hacia la izquierda, y accederás a la sala donde se encuentra retenido Píritoo tras unas zarzas que no se pueden romper. Te pedirá que lo liberes a cambio de su arco, pero le aguarda otro destino. Hay una plataforma colgando del techo, con una olla encendida debajo de ella. Sube por la izquierda y salta a la plataforma colgante. A través de una pequeña secuencia, verás que al fondo de la estancia se abren unas rejas. Sal de la plataforma para que recupere su posición inicial, rápidamente vuelve a saltar encima de ella, y llega mediante el planeo de Ícaro al siguiente balcón. En el se encuentra una olla con zarzas. Empújala para que caiga en la sala.

Coge la olla y llévala hasta el fondo de la estancia. En la jaula se encuentra retenido un Cerbero. Cuando te acerques a el, te atacará con fuego, que prenderá la olla. Vuelve atrás y colócate otra vez sobre la plataforma colgante. Una vez se hayan abierto todos los barrotes, salta de la plataforma y corre hasta el fondo de la sala. Utiliza el planeo de Ícaro sobre la olla que hemos prendido, que elevará a Kratos y te permitirá acceder a la palanca. Esta habilidad es conocida como el Viento de Ícaro. Libera a la bestia accionando la palanca.

Es hora de terminar con esto, deberás entrar en acción. Cerbero realiza unos ataques muy rápidos, deberás esquivar frecuentemente, si no quieres que te atrape con sus garras. También te lanzará bolas de fuego. Cuando le hayas dañado lo suficiente, inicia la secuencia QTE. En esta ocasión, pasarás a controlar a ésta criatura, pudiendo aprovechar sus habilidades con el fuego. Elimina a los enemigos y seguidamente quema las zarzas, y de rebote a Píritoo. Cuando haya terminado todo, puedes recuperar salud o magia en el cofre que hay en el centro de la estancia.

Coge prestado el arco de Apolo de los restos de Píritoo. Cuando lo hagas, la estancia se llenará de enemigos, algunos situados en niveles superiores. Utiliza el arco recientemente adquirido con ellos pulsando L2 y cuadrado. Cuando hayas terminado, una cinemática te sugerirá volver sobre tus pasos. Antes de hacerlo dispara a las zarzas que hay en la parte superior de la sala, carga el disparo manteniendo el botón cuadrado pulsado. Así, una flecha de fuego las prenderá y desaparecerán.

Con el camino libre, accede arriba realizando un vuelo de Ícaro mediante la olla que hemos encendido anteriormente. Allí están aguardando tu llegada un cofre con una pluma de fénix, que te permitirá aumentar la barra de magia cuando hayas reunido tres de ellos, y otro con orbes rojos. Ahora sí, retrocede sobre tus pasos y quema las zarzas. Detrás de ellas te espera un punto de guardado.