Pro Evolution Soccer 5
Pro Evolution Soccer 5

Pro Evolution Soccer 5 - Acciones del portero

Todos los trucos y estrategias para convertirte en el mejor jugador de PES

Acciones del portero

Saques de puerta largos: Cuando el portero tiene que poner el balón en movimiento, apretamos el CÍRCULO para que nuestro jugador, tras haber escogido la dirección en la que queremos lanzar el balón (moviendo a nuestro portero a la izquierda o a la derecha),lance el balónbombeado hasta círculo central o más allá, dependiendo de sus habilidades.

Saques de puerta cortos: Igual que lo anterior pero en este caso apretando el botón X. Mucho cuidado con este tipo de pases, pues nuestro portero le pasará el balón al jugador más cercano al área, y aunque no suele haber jugadores rivales que molesten al jugador que recibe el pase, algunas veces aparecen por ahí merodeando y como no podemos tocar el balón hasta que salga del área se puede dar el caso de que nos encontremos en problemas si nos ponemos nerviosos ante la presencia de un rival.

Otra de las opciones de poner la pelota en juego es tras la intervención de nuestro portero, el cual se ha hecho con la posesión de la pelota. Tras moverlo por el área en posesión de la pelota, buscaremos una opción de pase para deshacernos de la pelota. Hay que tener especial atención al tiempo que empleamos en esta tarea pues pasados unos segundos desde que el portero coge la pelota la botará, y lanzará un pase con el pie desde el sitio donde esté situado, sin que podamos hacer nada por evitarlo.

Volvemos a tener dos opciones de saque en estos casos:

Saques con el pie: Se efectúan de dos maneras: o bien con el botón CUADRADO (el saque es más fuerte, largo y menos alto) o bien con el botón CÍRCULO (el saque será más alto pero menos fuerte y algo más corto).

Saques en con la mano: Se efectúan apretando el botón X. Nuestro portero pondrá el balón en movimiento con la mano, lanzándoselo al jugador que esté en la línea hacia la que apuntamos. Si el jugador está cerca, el pase será corto, mientras que si el jugador está lejos, el pase será bastante largo. Lo bueno de estos pases es que van mejor dirigidos que los que se realizan con el pie, los cuales suelen mandar a la 'guerra' a nuestros compañeros.

Echar el balón al suelo: Si tenemos espacio suficiente entre nuestro portero y los jugadores rivales podemos echar el balón al suelo y jugar con nuestro portero como un jugador más (ojo porque ya no podrá coger de nuevo la pelota). Esto se consigue si apretamos R1 una vez que nuestro portero se ha hecho con la pelota. Acto seguido vemos como el portero deja caer el balón a sus pies y ya podemos empezar a movernos con el balón controlado como si fuera uno más de los otros 10 jugadores.

Salir de la portería: Para sacar al portero en las jugadas de ataque rival tendremos que apretar la tecla TRIÁNGULO. Con ella hacemosque nuestro portero emprenda una carrera veloz a por el balón, lanzándose a los pies del rival para interceptar la pelota. Si el balón está en el área el portero tratará de cogerlo, pero si está fuera del área simplemente tratará de despejarlo. Para esto debemos apretar el botón TRIÁNGULO hasta el final de la jugada. De lo contrario el portero se quedará a media salida, lo que puede ser bueno para cubrir portería y reducir el ángulo de tiro del rival, y puede ser malo cuando el contrario tiene la calidad suficiente para lanzar vaselinas que acaben en gol.

Salir de la portería controlando al portero: Para sacar al portero y controlarlo por completo (hacer que el cursor se coloque sobre su cabeza) primeramente hay que tener habilitada esta opción en la configuración de los controles. Con esto conseguiremos controlar al portero como un jugador más, con la salvedad de que en el área puede detener el balón con la mano. Para ello tendremos que apretar la tecla TRIÁNGULO mientras tenemos pulsado L1. Con ella conseguiremos tener control total sobre el portero y a partir de ahí podemos controlarlo como se nos antoje. Ahora podemos moverlo hacia delante, hacia los lados e incluso darse una vuelta por el área. La posibilidad de poder moverlo hacia los lados nos hace menos vulnerables si aguantamos bien los nervios. Hay que acordarse de cambiar de jugador una vez pasada la jugada, pues podemos encontrarnos con la sorpresa de ver campar a sus anchas por el medio del campo a nuestro portero y la portería vacía.