Dragon's Dogma, guía completa - El altar del dios del agua

Rebélate contra la tirania del dragón.

14. EL ALTAR DEL DIOS DEL AGUA

Junto a Max verás que hay una catedral enorme. Dentro encontrarás al sacerdote Geoffrey. Habla con él, quien te dirá que debes acudir a un equipo de investigación, en las cascadas.

Al acercarte a ellas te encontrarás con Hesslet, quien te hablará sobre unos hermanos perdidos que te tocará, como siempre, encontrar a ti. Pero no te entretengas de momento y ve a las ruinas del equipo, que es tu principal objetivo.

Ve por las escalerillas hasta que aparezcan más enemigos. No son combates fáciles los que te esperan; si ves que no puedes avanzar de ninguna de las maneras, acude a los poblados para realizar misiones secundarias y subir de nivel. Ya de paso, llenar tu inventario y experimentar a tus peones.

Tras pelear largo y tendido podrás recoger la palanca del mecanismo de la entrada, así que ve allí con ella para poder pasar por un puente. Al otro lado tendrás que pelear con más enemigos; haz piña con los peones y recoge el anillo azul celeste que encontrarás en un cofre cercano. Sigue y verás más adelante un cadáver: pertenece a Jean. Tu siguiente objetivo será avisar a Hesslet de lo que has encontrado. Y lo que viene no es, ni de lejos, mejor...

**BOSS: CÍCLOPE**

No será al primero que te enfrentes a estas alturas, pero nunca viene mal recordar la táctica para derrotarlo. Encararte con él es una locura, a tenor de sus manotazos y sus feroces sacudidas si intentas trepar por sus piernas. Deja que tus peones le ataquen y, cuando se arquee un poco, sube rápido por el pie hasta su muslo y sigue por la espalda. Desde aquí ve cuanto antes al ojo para atacarle y vencerle.

Los cíclopes suelen llevar otros enemigos más pequeños asociados, tales como bandidos o murciélagos. No son letales pero molestan lo suficiente como para replantearse la estrategia si aparecen y se involucran en el combate.

Tras vencer al cíclope, recoge la llave del altar del dios del agua. Tendrás que volver con Hesslet para contarle las nuevas noticias. La misión no acaba aquí: ahora el muchacho te manda buscar las llamadas "tablas del altar". Es recomendable que guardes aquí la partida para no tener que repetirla toda de nuevo en caso de caer.

Ha llegado la hora de usar la llave del altar que has encontrado antes, para poder quitar el agua de la zona en la que tienes que buscar las tablillas. Hay un pulsador al otro lado de la estancia que sirve para quitar el agua por completo, pero tendrás que plantar cara a más enemigos antes de hacerlo. Tras vencerles, abre el mapa desde el menú de pausa para saber la ubicación exacta de cada tablilla. Si no te aparecen, ve al menú de misiones y selecciona como objetivo prioritario encontrar las tablillas.

Con las cinco tablillas en tu poder, regresa a la ciudad para finalizar la misión.