Dragon's Dogma, guía completa - Una cuestión de mirmidones

Rebélate contra la tirania del dragón.

8. UNA CUESTIÓN DE MIRMIDONES

Una vez llegues a Gran Soren, habla con Mason. Tras intercambiar unas palabras con el joven de color, explora la ciudad hasta que veas a una chica de baja estatura cerca de la zona comercial, Sara. Habla con ella para desbloquear en tu minimapa la ubicación de la Posada de Gran Soren, que está al otro lado de la fuente principal.

Habla con el dueño de la posada y haz todo lo que tengas que hacer (ver sección "Posadas"). Al despertar, se te informará de que mientras duermes, tu peón ayuda a otros jugadores en línea a avanzar en su aventura. De este modo, cuando descanses en la posada, tu peón adquirirá más conocimientos e incluso te dará valiosas pistas para tu actual misión.

Aquí, por ejemplo, tras despertar, nuestro peón nos dijo hacia dónde debíamos dirigirnos para llegar hasta la Cofradía de Peones, y nos desbloqueó la ubicación en el minimapa. Tómate en serio lo de las posadas y descansar, a veces es vital para poder continuar.

Vuelve a acercarte a Ser Camillus, quien ahora te dejará pasar gracias a la mención de la Cofradía.

Acércate a la caseta de la izquierda, y pregunta por la Cofradía al que tiene el interrogante rojo sobre su cabeza.

Conocerás a Barnaby (ver sección "Personajes"). Tras hablar un poco, finalizará la misión.

Este es el momento de acceder a la falla y disfrutar del componente online: podrás convocar a peones de jugadores reales, y contratarlos por una determinada cantidad de C. Algunos son gratis, así que adelante.