Dragon's Dogma, guía completa - Consejos

Rebélate contra la tirania del dragón.

Consejos

• Aprovecha las noches para descansar y no salir al exterior. En la oscuridad, las bestias abundan y parece que hasta las fortalece. Además, tú sólo dispondrás de una linterna y un arma principal para hacerles frente y... tienes todas las de perder.

• Al llegar a una zona nueva, explora los escenarios en busca de objetos y personajes que te den información valiosa sobre misiones, tareas, posadas, mejoras... Explorar cada rincón puede suponer en el futuro la vida o la muerte.

• No dejes a los Peones a su suerte. Ayúdales, pelea con ellos y no te separes de ellos. Si mueren, tendrás que afrontar el resto de las misiones tú sólo, hasta llegar a otra falla para contratar o invocar nuevos peones...

• No ataques a lo loco. Lleva siempre tu escudo o salta ágilmente para esquivar los ataques y propina un golpe certero y preciso. Hay enemigos que, por simples que sean, en grupo son letales (como los lobos o los duendes).

• Al finalizar un combate, aproxímate al aura verde de tu peón principal para que su onda expansiva regenere tu salud. Esto sólo estará disponible si tu peón principal es mago.

• Es habitual tener varias misiones desbloqueadas a la vez. Elige una como prioritaria y, si ves que no puedes avanzar, intenta superar otras. A veces la solución de una misión está en otra.

• En ciertas zonas de naturaleza desconocida, como el Everfall, te encontrarás seres muy superiores a ti en fuerza y tamaño. Huye de ellos si ves que las cosas se ponen feas, necesitarás más nivel para hacerles frente.

• En las caminatas hacia nuevos destinos, ten presente no ir por los caminos. Aunque el juego lo aconseja y es la forma de no perderse, en ellos estás bajo la amenaza de bandidos, lobos y duendes. Claro, que a veces ir entre el bosque supone un desafío mayor...