Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser
Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser

Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser, guía completa - Castillo Peach (II)

Te ayudamos a escapar del cuerpo de Bowser.

Castillo Peach

Al mismo entrar ve a la derecha En la sala de la derecha ve a la parte de abajo donde hay una escalinata de piedra para subir a la repisa rosa. Ve a al torre de la derecha y desde la torre al bloque concha azul. Golpea el bloque con piezas de puzzle y obtendrás 7 piezas de puzzle. Tras la escena, y pagando 300 monedas, se te indicará la localización de las salas donde están los bloques invisibles. Entra en la sala de la izquierda por la repisa rosa y así poder subir al seto. En el punto donde se cruzan varios caminos del seto se encuentra el primer bloque invisible. Ahora dirígete al círculo de arriba a la izquierda. Pero para conseguir el bloque, debes entrar por una pequeña rendija en la sala anterior que te llevara a una tubería con aire para inflar a Mario.

Salta hacia el pilar que hay en diagonal y en el centro, salta para desvelar el penúltimo bloque con una pieza de puzzle. No te vayas de esta sala, vuelve a subir los setos y utiliza el tornado para volar a la cornisa de la torre más cercana. Entra en ella y ve por la cornisa del castillo a la derecha. Encoge a Mario para que entre en la rendija. Dentro habrá una sala con cuatro pilares pequeños, sube a la cornisa de arriba por el pilar del fondo a la izquierda y salta unos pasos mas adelante para revelar el último bloque con la pieza de puzzle. Desbloquearas el ataque especial "¡A mí, estrellas!", el ataque más poderoso de Mario y Luigi.

Ahora debes dirigirte a la parte noroeste del castillo (arriba izquierda) y entrar en la torre de esa zona donde habrá un punto de guardado. Desde allí, crea un tornado apagando el fuego de la chimenea con Mario. Llénalo de agua y haz a Luigi golpear a Mario con el martillo. Se creará un tornado con el que podrás pasar al otro lado. En la siguiente sala tras una escena te enfrentarás a Basuronstruo.

- Basuronstruo.

Basuronstruo luchará de forma indirecta. Uno de los ataques que más emplea es el de arrojar a uno de los dos hermanos un cubo para taparle la cabeza. Este se moverá de izquierda a derecha mientras el Basuronstruo lanza Rocas Picudas en su trayectoria. Para evitarlas hay que saltar continuamente hasta que haya lanzado una. Si va a caer encima del personaje dejar de saltar para moverse.

Lo mejor es quedarse en uno de los dos extremos del movimiento que hace el personaje y moverse solamente cuando vaya a caer una Roca Picuda en ese sitio. Si le cae a uno de los personajes, este se quedará mareado unos turnos, incapacitado para luchar. También puede coger a uno de los hermanos y echarlo a un cubo de basura esbirro. El otro hermano tiene que atacar al cubo donde este encerrado para liberarlo. Al destruirlos soltarán una raspa de pescado que girara alrededor del personaje, teniendo que ser interceptada con el martillo.

Los cubos atacan yendo en línea recta a por un personaje pero a veces se parara justo antes de entrar en el rango del martillo, por lo que hay que observar bien sus movimientos. Los ataques recomendados para esta batalla son "¡A mí, estrellas!" y Basquetomelo. El primero para atacar al Basuronstruo y el segundo para cuando aparezcan los cubos de basura esbirros.

Tras la batalla habrá una nueva escena y tendremos que entrar en Bowser por la tubería rosa de la sala que el Basuronstruo abre. Guarda la partida antes de continuar. Dentro de Bowser, Mario y Luigi deben dirigirse a la Zona Riñonil. Allí deben taladrar un nervio de Bowser y esperar dos o tres minutos a que termine una secuencia.

Después retomaremos el control de Bowser con la última habilidad de terreno que tiene: Rodar. Rueda por la pared para llegar a una cornisa y de ahí en adelante baja hasta el bloque- tienda de Charles Bloquette. Compra lo que necesites y rompe la estatua solitaria que hay cerca para abrir un teletransporte de Chakra. Derriba la barrera de estatuas rodando con tu nueva habilidad y escala por la pared hasta la torre para poder entrar en el interior del castillo. Sigue el único camino posible hasta encontrarte en una sala con tres puertas de colores y una escena. Cuando termine, ve hacia la izquierda para coger la llave roja.

En la última sala de la izquierda habrá una pared por la que Bowser puede escalar rodando. Sube a todas las posiciones en las que la llave roja se coloque y rompe el robot que la custodia al llegar arriba del todo. Regresa a la encrucijada con las puertas y abre la puerta roja. Rescatarás a los Kameks, el penúltimo ataque especial de Bowser (el último es Perriblok tras haber hallado a los quince Gatibloks). Ahora dirígete por el pasillo de abajo en busca de las otras dos llaves. Te encontraras con la llave azul al mismo entrar en la nueva sala.

Persíguela por todas las salas a las que vaya utilizando los puñetazos con deslizamiento y rodando por las paredes. Llegará un momento en el que saldrá a un patio lleno púas en el suelo. Rueda a la parte de abajo a la izquierda para ver un impulsor cerca de una rampa. Empújalo hasta el final para alcanzar la llave azul. Regresa a la sala con el punto de guardado. Desde allí ve a la sala de la derecha y después baja una sala más. Ahí te encontraras en otro suelo de púas la llave verde. Explora todo lo que te quede de piso para ganar experiencia y objetos y regresa a la encrucijada para abrir primero la puerta verde y después la puerta azul.

Tras la puerta azul verás un nuevo resorte para impulsarte hacia arriba, el camino que te permite avanzar es alcanzado al empujar hasta poco antes del final el resorte, pero en las otras salas hay objetos útiles. Cuando hayas llegado a la sala correcta verás un punto de guardado. Más adelante verás una sala con una expendedora de bombas nada más empezar. Al fondo de esa sala también hay otra. Debes derruir los dos muros de ladrillos con bombas, pero hay barreras de metal que bloquean ambos caminos. Ve por la derecha y continúa hasta que no puedas avanzar más y escala la pared con Bowser y ve por encima de las cornisas. Llegarás a la misma sala con las expendedoras pero podrás quitar las barreras metálicas rodando al lado de la cinta transportadora verde. Ahora ve por la izquierda, esquivando las bombas en la sala del suelo eléctrico y prosigue por la sala llena de enemigos.

Tras ella verás la segunda expendedora de bombas con otra cinta verde por la que rodar. Cuando hayas quitado las barreras metálicas, derribar los muros es fácil. Golpea las bombas cuando le contador este en el 3. Avanza hasta la siguiente sala y supera a los enemigos. En la siguiente verás un punto de guardado y tras de ella una sala con un nuevo resorte. Empújalo hasta el final y veras una escena. Te pedirán que lleves a Mario y Luigi hasta la Pechera Defensil en el interior de Bowser. Comenzará un minijuego en el que Mario y Luigi Ayudarán a Bowser a llegar hasta las plantas piraña gigantes. Hay que derribarlas dándoles diez golpes a las que están arriba del todo. Cuando acabe el minijuego desde la zona en la que aterriza Bowser, ve a la derecha para abrir un atajo. Regresa al mismo punto de antes y ve por la izquierda. Sitúate debajo del suelo resquebrajado y haz un aplastamiento. Bajaras a una nueva zona del castillo. Mas adelanta hay un punto de guardado. Sigue por el único camino posible y tras una escena lucharás contra Metajefe Gélido.

- Metajefe Gélido:

Metajefe Gélido es más complicado de lo que parece. Primero, puede atacar subiéndose al techo de la pantalla y arrojándote bolas de nieve. Cúbrete con Bowser para esquivarlas, pero luego bajará y te embestirá dale un puñetazo con un poco de anticipación. Después puede subirse a una bola de nieve con un Bob-Omb dentro. Debes golpear el Bob-Omb para que termine su ataque. Por último puede llamar a la batalla a 4 muñecos de nieve. Debes absorberlos para que Mario y Luigi los destruyan. Si no lo haces, Fortalecerán a Metajefe. Cuando hayas derrotado a 8 de estos muñecos, Bowser escupirá vapor que se congelará y evitará que Metajefe cree más muñecos de nieve. Con Metajefe debes ir a por todas, usa las habilidades más fuertes que puedas, en especial la brigada de Kameks. Si has conseguido hacerte con la Jauría de Perriblok, la batalla será más sencilla.

Una vez termine la batalla, lleva a Mario y a Luigi a la Sala Alientofresco del interior de Bowser.